A LA MESA DE LIGURIA: ENTRE LO DULCE Y LO SALADO

A LA MESA DE LIGURIA: ENTRE LO DULCE Y LO SALADO

Durante nuestro viaje a Liguria hemos descubierto algunas de las especialidades y delicatessen de la zona. Al final del viaje, eran tantas las cosas que hab√≠amos probado que decidimos que esto hab√≠a que contarlo. Solo vamos a adelantaros que la gastronom√≠a ligur anda a caballo entre lo dulce y lo salado‚ĶUmm! Y vosotros, ¬Ņde qu√© sois, de dulce o de saldo?

LOS CAPPUCCINOS, MEJOR EN FAMILIA.

Si en algo hemos coincidido los tres, padre, madre e hijo, durante este viaje es en ese repentino gusto por tomar casi todas las tardes un cappuccino. Normalmente en casa,  el gusto por las bebidas se dividen en: Cola-cao, cortado y solo. Pero fijaros que fue llegar a Italia y pasarnos todos al Cappuccino, ese tipo de café con leche (más leche que café) con una espuma por encima que conquista con facilidad a cualquiera, sobre todo los de Lerici.

‚ÄúALICI SOTTO SALE‚ÄĚ ¬°VAMONOS AL MERCADO!

Visitamos el mercado de Sestri Levante donde adem√°s de encontrar las salchichas, salamis y quesos de la regi√≥n encontramos las deseadas ‚Äúalici sotto sale‚ÄĚ, anchoas saladas. Estas anchoas pescadas por los pescadores camogliesi de un modo rigurosamente artesanal son cuidadas atentamente durante todo el proceso de elaboraci√≥n, en el cual tras su maduraci√≥n se envasan en tarros de cristal para la venta. El resultado de esta cuidadosa elaboraci√≥n es una delicia que a los devoradores de pescado no se les puede pasar por alto.

‚ÄúPANDOLCE‚ÄĚ PARA DESAYUNAR CON FUNDAMENTO

Los desayunos en la furgo suelen ser como en casa, es decir, de cargar energ√≠a para toda la jornada. EN LIGURIA descubrimos el Pandolce, que como habr√©is adivinado por el nombre es exactamente eso, un pan dulce. Este es un tipo de bizcocho algo durillo, cargado de pi√Īones, pasas y fruta escarchada. Nos pareci√≥ ideal para untar en el caf√© con leche y tomar fuerzas.

PASTA E PESTO A LA GENOVESE.

Pasta fresca comprada en un pastificcio de Lerici.

¬ŅQu√© cocinamos hoy? ¬°Pasta! Pero estamos en Italia, as√≠ que esta vez vamos a darnos un capricho y comprar pasta en un pastificcio artesanal, donde la sala de fabricaci√≥n de la pasta y el mostrador de venta estan separados por una escueta cortinilla. La pasta se vende a peso y podemos encontrarla de diversas formas y colores, incluso rellenas‚Ķ ¬°Delicioso!

Pero no hay dos sin tres! ¬ŅQu√© salsa acompa√Īar√° a la pasta? Pues estando en Liguria y tan cerca de G√ČNOVA la respuesta es: Pesto a la genovese. Es una pasta verde compuesta de aceite de oliva extravirgen, albahaca (basilicum), ajo, pi√Īones, queso parmesano y queso pecorino. Dicen del pesto que es un descendiente directo del antiguo ‚ÄúMoretum‚ÄĚ de los romanos.¬°A saber!

Pesto a la Genovese, comprado en el n¬ļ70 de la v√≠a Capellini, Porto Venere.

CON LASMANOS EN LA MASA: FOCACCIA, FARINATA Y TORTA PASCUALINA

No podemos hablar de Liguria sin nombrar la focaccia (hogaza), una torta de harina muy cercana a la pizza, que podemos encontrar en las variedades, bianca, al queso de Recco o rellena. Eso s√≠, siempre hecha en el horno de le√Īa.

Focaccias de tres tipos acompa√Īando unos salmonetes.

Lafarinata es una finísima torta salada que se realiza a base de agua y harina de garbanzo (ceci). Nosotros pudimos probar la variante de farinata de cipolle (cebolla).Es
una alternativa a la recurrente pizza y para nosotros result√≥ un ‚Äúplato salvavidas‚ÄĚ en esos d√≠as en los que est√°bamos muy cansados y al regresar a la furgo no quer√≠amos cocinar.

Farinata a la cipolla.

La torta Pascualina, es una especialidad de Liguria y adem√°s t√≠pica de Semana Santa, as√≠ que estando en fechas nos decidimos por probar esta delicia. Se trata de una torta que se remonta al siglo XVI y en sus or√≠genes fue conocida como gattafura. Esta torta salada nos la sirvieron rellena de alcachofas y huevo cocido. ¬ŅRico, verdad?

Pascualina acompa√Īada de unas patatas.

VAMONOS DE PESCA…POR LAS LONJAS.

Lonja en Santa Margherita de Ligure.

Dicen que la ocasi√≥n la pintan calva, y es que no se puede pasear por los muelles de Santa Margherite de Ligure sin entrar a ‚Äúpescar la cena‚ÄĚ en una de sus lonjas.

En las profundidades del mar de Liguria se pescan desde principios de 1900 las apreciadas gambas rampantes o gambas rojas, que por sus caracter√≠sticas cient√≠ficas, gastron√≥micas y culturales son un producto t√≠pico a salvaguardar. Pero, si os apetece m√°s una ensalada, os topareis con los Moscardini, una especie de pulpo enano que a√Īaden cocido a la ensalada.

Y es que comprar productos frescos directamente a los productores, tratar con los lugare√Īos y mezclarnos son algunas de las cosas que nos fascinan de los viajes en camper.

LA HORA DEL CAF√Č: I BACI DI DAMA VERSUS CAMOGLIESI

No podíamos despedirnos sin tomarnos un rico dulce a la hora del café. Por un lado, encontramos los tentadores baci di dama, unas riquísimas pastitas rellenas de avellana, de origen piamontés pero muy extendidas también por la Liguria. Son para tomar de bocado, así que este dulce no nos dura mucho en el armario de la furgo.

Por otra parte, un largo paseo por la Vía Garibaldi de Camogli nos hizo caer en esta dulce y embriagadora tentación; los camogliesi, uno dulces típicos del lugar
hechos con pasta choux y rellenos de crema pastelera al ron (o más bien de ron con algo de crema pastelera)¡Mamma mía!

Quizás con este post os haya entrado un poco de hambre, o quizá ganas de coger la furgo y visitar la Liguria, ¡quién sabe!

CINQUE TERRE: RUTA POR LOS PUEBLOS DE COLORES DE ITALIA

¬ŅOs apetece conocer Cinque Terre en furgoneta o autocaravana? Os adelantamos que no es tarea f√°cil visitar en autocaravana este pedacito de Italia, pero siguiendo nuestros consejos sabr√°s d√≥nde aparcar la furgoneta, c√≥mo visitar los pueblos m√°s bonitos de Cinque Terre y d√≥nde comer al m√°s puro estilo de Liguria. Esta es una ruta entre La espezia y G√©nova. ¬ŅVienes a conocer este pedacito de Italia en furgoneta?

 

Hablar de recorrer La Liguria en furgoneta camper o autocaravana es planificar un viaje a esa encantadora zona italiana que ocupa parte del Golfo de Le√≥n, est√° ba√Īada por el dulce mar Mediterr√°neo y alardea de una generosa gastronom√≠a basada en la harina y la pasta, pero tambi√©n en el pescado y los productos del mar. Y  como dicen los italianos, Liguria ‚Äú√® ancora pi√Ļ‚ÄĚ,  porque durante  este breve viaje de 11 d√≠as hemos podido descubrir algunos de sus secretos mejor guardados‚ĶTe los contamos, pero‚Ķ ¬°Chisst! ¬ŅNos los vas a guardar, verdad?

 
 

ūüíĘCOSTA DE LIGURIA EN FURGONETA, CINQUE TERRE Y M√ĀS

ūüíĘCONSEJOS PARA VISITAR CINQUE TERRE EN FURGONETA O AUTOCARAVANA

Puede que las Cinque Terre sean los cinco pueblos de colores m√°s famosos de la Liguria, pero te adelantamos que visitar los Cinque Terre en furgoneta, camper o autocaravana es bastante complicado. ¬ŅPorqu√©? Esta es una zona con una orograf√≠a muy particular que se mantuvo aislada hasta los a√Īos sesenta y que a√ļn hoy d√≠a no hace sencillo el tr√°nsito de cualquier veh√≠culo por sus caminos.

‚ě°Busca siempre un parking, camping o area que se situe cerca del pueblo que quieres visitar, pero a las afueras. Estos pueblos tienen siempre una terminaci√≥n en forma de embudo,. Si te metes con la furgo o autocaravana, no podr√°s aparcar en ellos y tendr√°s incluso problemas para salir de ellos.

‚ě°En general los campings y areas no son baratos, pero son una buena opci√≥n en muchos casos.

‚ě°Atraviesa y disfruta de la carretera paisaj√≠stica ¬ęVia delle Cinque Terre¬Ľ SP670 (Suponemos que tras nuestra visita la habr√°n arreglado).

‚ě°Aprovecha a comprar productos locales, es muy com√ļn encontrar tiendas de pasta fresca o las lonjas donde poder comprar directamente el pescado fresco.

‚ě°Reserva al menos un par de d√≠as para visitar los pueblos de colores Cinque Terre. Para ello te recomendamos (a escepci√≥n de Monteroso al Mare) dejar la camper aparcada en un camping y recorrer los pueblos de colores en tren. el trayecto en tren entre ellos apenas lleva unos minutos.

‚ě°Te recomendamos comprar ONLINE la Cinque Terre Card, una tarjeta  que puedes utilizar para el tren , el acceso a los senderos el parque (sino son de pago) y el transporte p√ļblico dentro del Parco. Nazionale delle Cinque Terre.

ūüíĘ MAPA PARA DESCUBRIR LA COSTA DE LIGURIA EN FURGONETA CAMPER: CINQUE TERRE Y M√ĀS

ūüíĘPODCAST PARA CONOCER TODOS LOS DETALLES SOBRE CINQUE TERRE EN FURGONETA

¬ŅQUIERES ESCUCHAR EL VIAJE EN PODCAST? ūüôā

ūüíĘLERICI Y LA BAIA DEI POETI

Lerici es un pintoresco pueblo turístico que se asoma a la Baia dei Poeti, Bahía de los poetas. Qué nombre tan curioso, pensé…Y comenzaron a desfilar por mis pensamientos algunos poetas universales que podrían haber dado nombre al lugar, pero no, no acerté con ninguno. Parece ser que el novelista británico Percy Bysshe Shelley junto con Lord Byron fueron dos de los grandes que dieron este segundo nombre al golfo de la Spezia.

Shelley vivía en el pueblo de San Terenzo, y murió cuando su barco fue alcanzado por una tormenta. Además, en Portovenere hay una gruta dedicada a Lord Byron, dicen que allí solía nadar.
La Piazza Garibaldi es el centro de la vida del lugar, llena de comercios y restaurantes y muy concurrida desde temprano por una gran cantidad de turistas con c√°mara en mano.

El paseo nos lleva por los muelles, despu√©s ascendemos una larga escalinata colina arriba hasta ‚Äúil castello‚ÄĚ, que domina desde un promontorio el horizonte Mediterr√°neo. Es el lugar perfecto para tomar unas fotos panor√°micas de la bah√≠a.

Descendemos entre casitas de colores por una estrecha y empinada cuesta que nos devuelve directamente a la Piazza Garibaldi.

Coloridos callejones de Lerici.

Pero si queremos comenzar a saborear el espíritu italiano hay que internarse en la Via Cavour.

Tiendas multiproducto, ropa tendida, abuelas sentadas en las escalinatas y un ‚Äúbuon giorno‚ÄĚ a gritos desde cualquier esquina nos anuncia que ya estamos en Italia. Es aqu√≠ donde hacemos una de las cosas que nos hay que perderse del viaje, comprar pasta fresca ‚Äúfatto in casa‚ÄĚ.

Descansamos y planificamos la siguiente etapa en el Camping Iron Gate Marina 3B, tiene descuento con tarjeta ACSI.

Vistas del camping a orillas del río Magra.

ūüíĘTELLARO, UNO DE LOS PUEBLOS M√ĀS BONITOS DE ITALIA,Y PORTOVENERE

La carretera que lleva hasta Tellaro queda cortada unos cientos de metros antes de llegar a su plaza y hay que desviarse por la carretera que conduce al camping Gianna, que por estas fechas (dos días antes del apogeo de Semana Santa) estaba cerrado. Aparcamos a pie de carretera en línea.
Coordenadas: N44¬ļ 3‚Äô 42.5‚ÄĚ E9¬ļ 55‚Äô 44.7‚ÄĚ

Cinque Terre en furgoneta

Vista panor√°mica de Tellaro.

Este t√≠pico pueblo pesquero de la Liguria con casitas de colores colgadas del acantilado y una iglesia rosada desafiando los embates del mar se ha ganado justamente el t√≠tulo de I Borghi piu belli d’ Italia ‚ÄúVilla m√°s bonita de Italia‚ÄĚ. En seguida podemos darnos cuenta de que conserva el esp√≠ritu de las Cinque Terre, pero con la calma y el sosiego que les falta a aquellas. No es tan conocido, tan mencionado ni tan fotografiado como ‚ÄúLos cinco¬Ľ.S√≠, quiz√° este sea el secreto mejor guardado de Liguria. No lo vayas a contar, ¬Ņeh?

Cinque Terre en furgoneta

Vista de la iglesia de San Giorgio, Tellaro.

Comenzamosla visita desde un hermoso mirador al que llegamos tras caminar unos minutos. Desde allí tenemos unas bonitas vistas sobre los tejados de Tellaro.

Cinque Terre en furgoneta

Descendemos por una empinada y estrecha calle hasta llegar a la Piazza IV de Novembre, que se abre directamente al embarcadero.

Cinque Terre en furgoneta

Disfrutamos de preciosas vistas sobre las casitas de colores, dispuestas en terrazas y guardando celosamente el horizonte.

Cinque Terre en furgoneta

Pero las angostas calles de Tellaro guardan a√ļn m√°s secretos, nos dan pistas a cada paso, en cada esquina‚Ķ y al revisar las fotos sacadas por el camino caemos en la cuenta: ¬ŅPor qu√© aparecen pulpos dibujados, pintados esculpidos o modelados en las entradas a las casas? ¬ŅQu√© significado tiene este animal para Tellaro?

Seg√ļn cuenta la leyenda un pulpo salv√≥ al pueblo de ser destru√≠do por los piratas sarracenos. El pulpo alarg√≥ sus largos tent√°culos para hacer sonar las campanas de la iglesia y as√≠ avisar a los habitantes.  Desde entonces, el ¬ępulpo campanero¬Ľ es el s√≠mbolo de Tellaro y tambi√©n un plato muy apreciado: ‚ÄúPulpo a la tellarese‚ÄĚ, aderezado con patatas cocidas y aceite de oliva de Tellaro.¬°Pobre pulpo, de h√©roe popular a plato t√≠pico!

En una rotonda pr√≥xima a Portovenere grandes se√Īales nos ‚Äúinvitan‚ÄĚ a aparcar los veh√≠culos en ‚ÄúIl Golfo‚ÄĚ un aparcamiento tambi√©n para campers que cuesta 18‚ā¨/24h.

Vistas desde el aparcamiento de Portovenere.

Nosotros que llegamos al atardecer nos acogemos al pago fraccionado y por 4‚ā¨ nos da hasta las 8h del d√≠a siguiente. Perdemos el autob√ļs que pasa por delante del parking y decidimos realizar caminando el paseo de 2km que nos separa del centro.

Cinque Terre en furgoneta

Portovenere es quiz√° la villa m√°s completa, en cuanto a puntos de inter√©s, que nos ofrece esta ruta de pueblos con encanto en la que sumamos kil√≥metros y fascinaci√≥n a partes iguales. Y es que sin dejar de asomarnos a la Bah√≠a de los Poetas, este pueblo que goz√≥ de gran apogeo tur√≠stico, all√° por los a√Īos sesenta, hoy contin√ļa manteniendo un ‚Äúno s√© qu√©‚ÄĚ que embriaga al viajero y lo enamora sin remedio.

Cinque Terre en furgoneta

La estampa de las barquichuelas meci√©ndose en el peque√Īo puerto iluminadas por el reflejo de la Palazzata a Mare, la colorida muralla formada por unas estrechas y altas casas-torre, nos cautiva a primera vista.

Cinque Terre en furgoneta

Escalinatas que atraviesan la palazzata.

Cinque Terre en furgoneta

Piazza Giacomo Biasteri, ¬ęMartir per la libert√°¬Ľ.

Pero si queremos descubrir el verdadero alma de esta villa debemos internarnos en el centro hist√≤rico, atravesando su elegante puerta ‚Äď torrey recorriendo la V√≠a Capellini.

Cinque Terre en furgoneta

Vía Capellini.

Esta estrecha y pintoresca calle, flanqueada por gran cantidad de casas antiguas, nos hace retroceder en el tiempo mil a√Īos. Abundan los restaurantes y las tiendas de delicatessen, pero nosotros os recomendamos hacer un alto en el n¬ļ70 de esta calle, en La Bottiga del Pesto.Y es que nadie puede irse de Liguria sin comprar Pesto a la Genovese, ¬Ņno os parece?

El largo recorrido de V√≠a Capellini desemboca en un promontorio rocoso donde se alza la iglesia San Pietro, precedida de una coqueta escalinata. El sol se va escondiendo y disfrutamos desde este punto de una bella puesta de sol, de esas que describir√≠a alg√ļn poeta‚Ķ

Cinque Terre en furgoneta

Hablando de poetas, podemos observar tambi√©n aqu√≠ la cueva de Arpaia, conocida como ‚Äúcueva de Lord Byron‚ÄĚ,donde dicen que este acud√≠a a nadar.

Vistas de la cueva de Lord Byron.

Finalmente, ascendemos una serie de escaleras bajo la queda mirada del castillo Doria,  para alcanzar la iglesia de San Lorenzo, del siglo XII y muy bien conservada. Nos encantan sus suelos ajedrezados‚Ķ

ūüíĘCINQUE TERRE EN FURGONETA O AUTOCARAVANA: CARRETERA PAISAJ√ćSTICA ¬ęV√ćA DELLE CINQUE TERRE

Muy temprano realizamos la ruta de la carretera paisaj√≠stica ‚ÄúV√≠a delle Cinque Terre‚ÄĚ SP370, por el puro placer de contemplar las vistas de la costa y fotografiar alg√ļn pueblo desde las alturas. Ya √≠bamos avisados y asi la encontramos: la carretera cortada a la altura del desv√≠o hacia Vernazza; en este punto dimos la vuelta y regresamos por donde hab√≠amos venido.

Cinque Terre en furgoneta

Las Cinque Terre  son esos cinco pueblos de colores colgados de los acantilados y desafi√°ndo el mar que ya en 1997 fueron reconocidos como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Estas cinco bellezas, Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, se encuentran en un entorno privilegiado.

Vistas de la costa y las terrazas del parque natural de Cinque Terre.

Constituyen un parque Natural que es recorrido por una red de senderos muy interesante, se asoman a un √°rea marina protegida y sus valores paisaj√≠sticos y culturales son excepcionales. Nosotros hemos conocido rincones de  Italia que parecen de pel√≠cula: la costa Amalfitana, los campos de la Toscana, Capri, el valle de Aosta ‚Ķ pero cuando supimos de las Cinque Terre nos dijimos: ‚Äúlas pr√≥ximas vacaciones nos vamos all√≠‚ÄĚ.

La visita de estos encantadores pueblos nos llev√≥ dos d√≠as. Aconsejamos dejar la camper aparcada o en un camping y recorrer los pueblos en tren, ya que los trayectos entre ellos son muy breves y la orograf√≠a del lugar hace imposible su acceso de otro modo. Adem√°s comprando la Cinque Terre Card, podremos utilizar adem√°s del tren el acceso a los senderos(son de pago) y el transporte p√ļblico dentro del parque Natural.


‚ě°MONTEROSSO AL MARE EN FURGO

Es el pueblo situado m√°s al norte, puerta de entrada al parque natural y el √ļnico de los cinco con un acceso aceptable para una camper de 6m como la nuestra, por eso lo visitamos con la furgoneta.

Cinque Terre en furgoneta
Cinque Terre en furgoneta

Comida de relax en el area camper de Monterosso.

Para la hora de comer entramos en el area camper de Monterosso al Mare, pero quien nos abre la barrera es un cliente. Decidimos coger sitio, acomodarnos y comer. Despu√©s de comer, viendo que no llegaba el encargado, llamamos al n¬ļ de contacto y el due√Īo nos dice: ‚Äúme dispiace, ma √© tuto reservato‚ÄĚ. As√≠ que recogemos todos los trastos (nunca nos hab√≠a pasado) y salimos de all√≠ con el c√≥digo que nos proporcionan por tel√©fono.

AREA CAMPER DE MONTEROSSO AL MARE: Coordenadas: N44. 15499¬ļ    E9.65932¬ļ

El √°rea es cara, 20‚ā¨/24h, est√° al lado de la carretera que desciende a Monterosso, no siempre pasa el bus y queda muy lejos del pueblo como para ir andando (y menos con ni√Īos).Y es que no se ven demasiadas opciones para visitar, pero por alguna extra√Īa raz√≥n, o cabezoner√≠a, descendemos con la furgo y‚Ķ¬°Bingo! encontramos sitio en un parking muy cerca del pueblo.

PARKING CERCANO A MONTEROSO AL MARE: Coordenadas: N44. 14965¬ļ  E9.65551¬ļ   (1‚ā¨/h)

Cinque Terre en furgoneta

Vía principal de Monterosso.

Monterroso es el más grande y el mejor preparado para el turismo de los cinco. Tiene un magnífico centro histórico medieval, hay que apuntar que el pueblo ya existía en el siglo VII, y un precioso paseo costero. Uno de sus grandes atractivos es la estatua del Gigante realizada por un artista local y que simboliza a Neptuno. No dejeis de visitar la iglesia de los blancos y los negros.

Animado café.

Cinque Terre en furgoneta

Curioso entramado de casas.

Arcos, pasadizos y callejones de Monterosso.

Interior de la iglesia de los blancos y los negros.

Pernoctamos en Levanto, en el Camping Albero D’Oro. Nos pareci√≥ un camping bastante caro para la temporada (d√≠as previos a la Semana Santa)y con respecto a los servicios que ofrece. Sin embargo, es una buena opci√≥n para dejar la furgoneta aparcada y segura para visitar al d√≠a siguiente el resto de pueblos de Cinque Terre. Su mayor ventaja; la estaci√≥n del tren a 300m.

Cinque Terre en furgoneta

Camping Albero D’Oro.

Salimos temprano del camping y caminamos hacia la estación para tomar el tren que nos llevará durante todo el día de estación en estación visitando los pueblitos. Por el camino vemos estas bellezas y no pudimos resistirnos a una foto.

‚ě°VERNAZA, CINQUE TERRE SIN FURGO Y EN TREN!

Como ya hemos comentado, ha escepción de Monterosso al Mare , el resot de pueblos de colores no pueden visitarse con la furgoneta o autocaravana

En la estación compramos la Cinque Terre Card family. Realmente nos pareció una manera muy cómoda de recorrer el parque natural.

De viaje en tren.

Tras dejar atr√°s Monterosso, nuestra primera parada fue Vernazza. Esa ma√Īana, al igual que nosotros,decenas de turistas descienden del tren hacia la Piazza Marconi.Est√° muy animada y es curioso ver como lugare√Īos a√ļn desayunando en alguna cafeter√≠a y viajeros se mezclan al abrigo de las coloridas fachadas de la plaza. No hay como sentarse bajo el sol de marzo disfrutando de un buen caf√© y mirando al mar.

Cinque Terre en furgoneta

Vistas de Vernazza desde el embarcadero.

En una esquina de la plaza asoma la iglesia Santa Margherita d‚ÄôAntiochia.Posee partes rom√°nicas que se muestran por ejemplo en los arcos de medio punto. Las columnas sin embargo son medievales y destacan por ser de piedra negra de ¬ęCabo Mesco¬Ľ. La torre del campanario pertenci√≥ en el pasado al sistema de defensa de Vernazza.

Pero para obtener las vistas m√°s bellas hay que subir hasta el Castillo de los Doria (entrada 1‚Äô5‚ā¨). Conserva una torre cil√≠ndrica que se alza sobre  una base cuadrangular y est√°
rodeada de una hermosa terraza con vistas espectaculares sobre Vernazza, la costa y el Belforte.

Torre del castillo de Vernazza.

Cinque Terre en furgoneta

Vista de los tejados de Vernazza, el Belforte y la costa.

Cinque Terre en furgoneta

Vista sobre la piazza Marconi y la iglesia de Sta Margherita d’ Antiochia.

‚ě°CORNIGLIA SIN FURGONETA Y EN TREN

Tomamos de nuevo el tren y descendemos en Corniglia, quizá el pueblo más insípido de las Cinque Terre, que encaramado a un gran risco parece escapar del mar.

El tren nos deja en la parte baja del pueblo y para subir hay que ascender por la ‚ÄúLavardina‚ÄĚ; los 377 escalones que comunican la estaci√≥n con el pueblo. Hacemos pues uso de nuevo de la Cinque Terre Card y tomamos el microbus de l√≠nea que nos lleva hasta arriba.

Gente subiendo por la ¬ęLavardina¬Ľ.

Enseguida comprobamos que todas las estrechas callejuelas del casco de Corniglia conducen hacia el mar, pero elegimos el Largo Taragio, el cual recorremos hasta desembocar en una
hermosa terraza que hace las veces de mirador.

Tienda de souvenirs en el Largo Taragio.

Punto final del Largo Taragio.

Disfrutar de las vistas, relajarse bajo el sol y so√Īar un poco, este es nuestro momento‚Ķ

Vistas desde Corniglia.

‚ě°MANAROLA SIN CAMPER Y EN TREN

‚ÄúPr√≥xima estaci√≥n Manarola‚ÄĚ. Atravesamos las callejuelas del pueblo inmersos, esta vez s√≠, en un gran enjambre de turistas y descendemos hasta el puerto para luego subir a lo alto de la colina, donde se encuentra el cementerio.Lo hacemos por dos razones: Su cementerio guarda enterramientos a la antigua usanza y desde all√≠ hay unas preciosas vistas.

En nuestra opini√≥n, Manarola es el m√°s bonito de los cinco. El pueblo se levanta sobre un acantilado de roca oscura con un gran conjunto de casitas de colores apretujadas las unas contra las otras, como si libraran una eterna batalla por permanecer colgados all√≠. Este tipo de construcci√≥n de casas-torre sol√≠an realizarse  a principios de la Edad Media para defenderse de los ataques turcos y de los piratas que navegaban por las aguas del Mediterr√°neo. Nos encant√≥, que m√°s se puede decir de un pueblo que parece pintado en una postal.

Cinque Terre en furgoneta

Pero lo más increible de Manarola es que observando con atención se puede ver que el pueblo no tiene embarcadero, por lo que las barcas deben izarse a mano, con ayuda de cuerdas, hasta una terraza superior.

El sendero costero que parte del pueblo, unos metros por debajo del cementerio, nos conduce hasta Punta Bonfiglio, un hermoso y coqueto mirador desde donde también las vistas son espectaculares.

Bancos en Punta Bonfiglio.

Est√°bamos deseando realizar el archiconocido paseo costero de apenas 20 minutos que separa Manarola de Riomaggiore: ‚ÄúLa v√≠a del amore‚ÄĚ. Sin embargo, desde 2013 permanece cerrada por desprendimientos. Y ¬ŅQu√© tiene de especial  este famoso camino? Pues que fue excavado en la roca con pico y pala entre 1920  y 1930 por los obreros que trabajaban en las obras del ferrocarril que un√≠a G√©nova con la Spezia, y posteriormente, fue el lugar al que acud√≠an las parejas de enamorados para pasearse, de ah√≠ el nombre.

Camino hacia la ¬ęV√≠a del Amore¬Ľ.

Este es el cierre que encontramos en la ¬ęV√≠a del Amore¬Ľ.

Tomamos el tren de nuevo con un regusto a frustración por no haber podido ir caminando, pero el trayecto apenas dura 2 minutos hasta Riomaggiore, así que pronto nos abandona esa sensación.

 

Vía del tren al borde del mar, Manarola.

‚ě°RIOMAGGIORE SIN FURGONETA Y EN TREN

Cinque Terre en furgoneta

El ascensor que desciende hasta el pueblo no funciona, por lo que bajamos a pie hasta la Piazza del Vignaiolo, una lugar lleno de barquichuelas apiladas y lugare√Īos enfrascados en plena conversaci√≥n.

Cinque Terre en furgoneta
Si no quereis adentraros con la autocaravana o camper por la estrecha y serpenteante carretera que recorre los pueblos de Cinque Terre, existe la posibilidad de llegar desde Portovenere¬† a Vernazza en un bonito paseo en… Consulta aqu√≠

ūüíĘEL GOLFO DE TIGULLIO

Dejamos atr√°s las Cinque Terre con un peque√Īo empacho de casitas de colores, lo tenemos que confesar, y nos dirigimos a visitar el golfo de Tigullio, donde pasaremos los dos pr√≥ximos d√≠as. Tomamos como campamento base el camping Fossa Lupara en Sestri Levante, un agradable camping con correctos servicios (aceptan la tarjeta ACSI)donde pasamos un par de d√≠as bastante tranquilos.

Comienza el d√≠a y planificamos  dejar la furgo aparcada en el camping, tomar un bus hasta la estaci√≥n del tren en Sestri Levante, a 2km del camping, y despu√©s el tren hasta Rapallo o Santa Margherita de Ligure. Bueno este plan a priori nos parece genial: no movemos la furgo y tomamos el transporte p√ļblico. Pero enserguida nos damos cuenta de que no es lo ideal. Para empezar salimos del camping y nos cobran 3‚ā¨ por barba por el autob√ļs que nos lleva hasta la estaci√≥n, donde hay que sumarle otro tanto de tren.

ūüíĘSANTA MARGHERITA DE LIGURE

Cinque Terre en furgoneta

En la bahía de Santa Margherita de Ligure.

Santa Margherita ofrece la estampa de algo que fue y ya no es. Se nota el turismo ajado de décadas pasadas, cuando la burguesía milanesa paseaba por sus aceras.

Vista de los muelles de Santa Margherita.

Pero no queda de aquello nada más que alguna que otra calle con encanto propio, como la Vía dell’ Arco y el agradable paseo por el puerto lleno de cafés. Los edificios son un quiero y no puedo de esos con falsas cornisas y colores un tanto deslavados, aunque finalmente, hay que decir que en su conjunto guardan cierto encanto.

Cinque Terre en furgoneta

La verdad es que sí que hay algo que no debemos perdernos de hacer en Santa Margherita: comprar pescado directamente a los pescadores en las lonjas. Vimos descargar el pescado delante de nuestras narices y, tal como los ratones siguen el olor del queso (imaginadlo en plan dibujos animados) nosotros seguimos a las carretillas que cruzaron la carretera para llegar desde el muelle hasta las lonjas. Allí nos metemos con intención de llevarnos la cena a la furgo.

La lonja en plena actividad.

Aunque las ‚ÄúGambas Rojas‚ÄĚ  son uno de los productos t√≠picos del mar de Liguria, se pescan desde 1900 y es el producto local por excelencia, nos fijamos en ¬ęLos Moscardini¬Ľ, un tipo de pulpo enano que usan para las ensaladas, y finalmente,no sabemos muy bien porqu√©, nos decidimos por unos salmonetes que nos dicen‚Ķ ‚ÄĚc√≥meme‚ÄĚ.

ūüíĘRAPALLO


Parking para autocaravanas, de pago junto al estadio.


Nosotros aparcamos en la v√≠a de debajo  que se ve en la foto. Es una v√≠a cortada y el aparcamiento es gratuito.  COORDENADAS: N44. 33627¬ļ     E 9.19564¬ļ


Tenemos la parada del bus muy cerca del estadio, así que decidimos tomar el bus hasta el centro y desde allí hasta Portofino. Es entonces cuando nos enteramos por boca de dos viejecitas que los billetes de bus si se compran en el kiosco salen a mitad de precio. ¡Porca miseria! Buscamos el kiosco compramos los billetes y nos montamos en el bus. En el centro de Santa Margherite cambiamos de bus, pero el billete nos sirve para una hora y media, así que no hay que gastar más.


El trayecto hasta Portofino es de película. Un minibus, algo más grande que nuestra furgo, lleno como una lata de sardinas, recorría a toda velocidad el estrechísimo carril por el que además
podíamos encontrarnos un vehículo de frente… ¡Ni se os ocurra aventuraros por esas carreteras con vuestras campers!

Cinque Terre en furgoneta

Este peque√Īo pueblo pesquero tan querido por alemanes, brit√°nicos y norteamericanos es desde mediados del siglo XIX uno de los destinos tur√≠sticos m√°s exclusivos del mundo; y es que, muchos de sus bellos rincones est√°n impregnados de ese glamour que atrapa al viajero y lo conquista sin remedio.

Cinque Terre en furgoneta

Para disfrutar de Portofino no hay como pasearse y observar la vida que se desarrolla en la ‚ÄúCalata Marconi‚ÄĚ y el muelle, donde conviven gran cantidad de barcas de pesca y alg√ļn que otro gran yate de lujo.


 


Cinque Terre en furgoneta


 


Además, a sus muelles se asoman una gran cantidad de tiendas y restaurantes, todo muy chic. Pero por lo que nos vemos realmente deslumbrados es por el colorido reflejo de la Palazzata en el agua y la gran animación que se respira en la Piazza Martiri Olivetta.




 


Vistas de la Piazza Martiri Olivetta


Cinque Terre en furgoneta


 


Tiene una curiosa mezcla de lugare√Īos y turistas, todos sentados en las terrazas al sol, un encanto que  hace que nos dejemos arrastrar y acabames comiendo en la Pizzeria El Portico, donde degustamos algunas especialidades locales, como pez espada marinado.




 



Tras la comida damos un paseo a lo largo de los muelles y despu√©s ascendemos por un precioso sendero que nos lleva hasta el Castillo Bronw (5‚ā¨/adultos y ni√Īos gratis).




 


Vistas del promontorio sobre el que se alza el Castillo Brown.


El castillo fortaleza de Portofino (siglo XVI) es hoy un elegante edificio del cual no quedan sino peque√Īos detalles de lo que fue. El interior apenas conserva una preciosa estufa y los enrejados y azulejados de la √©poca.


 




 


Interiores del Castillo Brown.


Pero su mayor encanto es la terraza, rodeada de un hermoso jardín mediterráneo desde el que se obtiene la vista más bella de Portofino y la costa.



 


Terraza del Castillo Brown.


Cinque Terre en furgoneta

Vistas de Portofino desde el mirador del Castillo


ūüíĘSESTRI LEVANTE Y CAMOGLI

Tras haber pasado un par de días en el camping nos despedimos y nos ponemos de nuevo en ruta. Pero no queremos irnos de Sestri sin visitar el pueblo. El encargado del camping nos insistió mucho en que era bello, y nosotros nos dejamos aconsejar.


Cinque Terre en furgoneta

Baia del Silenzio


Sestri levante nos sorprende gratamente. Encontramos un lugar lleno de vida, comercios, restaurantes…

Es sábado y nos sumergimos de lleno en el mercado semanal: ropa a precios interesantes, artesanía, productos locales…Además, el tiempo casi veraniego hace que la escasa franja de arena que bordea la Baia del Silenzio se encuentre completamente abarrotada de gente tomando el sol.


Realmente hubiera sido una pena que nos hubiéramos ido sin verlo… Y sin haber disfrutado de sus geniales gelati artesanali.

Por la tarde visitamos Camogli un encantador pueblo pesquero que aunque en un principio no formaba parte de nuestra lista de visitas, lo descubrimos por casulidad y lo incluimos disfrutando de esa libertad que te da viajar en camper y administrarte el tiempo y las visitas. Vamos un ‚Äúyo me lo giso, yo me lo como‚ÄĚ al estilo viajero.


Vistas de Camogli.


Tras comprobar que el parking de autocaravanas m√°s cercano, situado en Rocco, est√° a tope, decidimos aparcar en Recco, a 2km de Camogli, y tomar un autob√ļs

Realmente este pueblo de pescadores es la perla del Golfo Tigullio. Se asoma al mar en el extremo l√≠mite del Golfo Paradiso y es de una gran tradici√≥n marinera. Cuando los hombres sal√≠an a navegar con los veleros, las mujeres  administraban el patrimonio familiar y cuidaban de los hijos. Los colores de los hermosos y altos edificios  de esta aldea de pescadores, ‚ÄúCa de Mugg√©‚ÄĚ, casa de las esposas, se refleja en las aguas del puerto que est√° cercado en parte por pasadizos y galerias formadas por arcos medievales.


Cinque Terre en furgoneta


Por las calles de Camogli.


En su pintoresco puerto atracan los gozzi, barcos o buques pesqueros, tradici√≥n que contin√ļa gracias a la cooperativa de pescadores.


 


 

En un extremo del puerto, semioculto por la belleza  de las casas, se encuentra el Castillo Dragonara (Siglo XII), un antiguo fuerte sarraceno que conserva un gran torre√≥n cuadrado.


Paseo por el espigón de Camogli con el castillo y las casas de fondo.


Pasearse por la Vía Garibaldi llena de cafés y pastelerías es toda una tentación y claro, si sois golosos como nosotros caeréis.


Vía Garibaldi.



Caer√©is y comprar√©is los exquisitos Camogliesi, uno dulces t√≠picos del lugar hechos con pasta choux y rellenos de crema pastelera al ron…pero con mucho ron, ¬Ņeh?


Recorremos la costa de Liguria, entre La Espezia y G√©nova  pasando por los Cinque Terre en furgoneta, los pueblo de colores m√°s bonitos de Italia. ¬ŅVienes?

Estad vigilantes porque solo pasan tres autobuses al día, no vaya a ser que los perdáis. Nosotros regresamos a Recco andando, podeis imaginaros el
porqu√©, ¬Ņverdad?


Parking para coches con zona para autocaravanas en Rocco.


Pernoctamos en el parking para autocaravanas de Rocco, que por la noche se había desocupado.
Coordenadas: N44¬ļ 19‚Äô 58.08‚ÄĚ   E9¬ļ 9‚Äô 55.76‚ÄĚ

ūüíĘVISITA REL√ĀMPAGO A G√ČNOVA

 

Esta es la √ļltima parada de nuestro viaje por Liguria. Es una ciudad que ya conoc√≠amos, pero ten√≠amos un recuerdo bastante negativo de ella. Bueno, se puede decir que nos hemos reconciliado con ella por completo.

Visitamos G√©nova en un par de d√≠as y nos enfrentamos a muchos interrogantes: ¬ŅD√≥nde aparcamos la camper? ¬ŅCu√°les son las visitas imprescindibles para dos d√≠as? ¬ŅQu√© hacemos con el ni√Īo para que no se aburra? ¬ŅD√≥nde comemos sin romper el presupuesto de viaje?…Si os apetece terminar este viaje y descubrir G√©nova en 2 d√≠as  PINCHAD AQU√ć.

 

INFORMACI√ďN DE VIAJE:

http://www.cinqueterre.it/es 

http://www.visitgenoa.it/es/homepage 

 

ūüíĘAPARCAR Y PERNOCTAR CON LA FURGONETA O AUTOCARAVANA EN LIGURIA, CINQUE TERRE Y M√ĀS

Este es un documento de parkings y √°reas que creamos para realizar el viaje a Liguria; si lo necesitas te lo compartimos.

VISITA REL√ĀMPAGO A G√ČNOVA

Qu√© no hay que dejar pasar en una visita de dos d√≠as a G√©nova? ¬ŅDonde aparcamos la camper? ¬ŅQu√© lugar elegimos para pernoctar? ¬ŅD√≥nde comemos? ¬ŅY los ni√Īos, qu√© hacemos para que no se aburran?

A estas y muchas preguntas más respondemos en esta visita relámpago a Génova. ¡Andiamo!<

Genova es una ciudad que ya conoc√≠amos de otros viajes a Italia, pero nuestro recuerdo era de una ciudad gris, con poca vida y bastante desgarbada‚Ķ ¬°Nada m√°s lejos! Esta vez nos ha sorprendido y…qu√© quereis que os diga, incluso nos ha conquistado.

Hilera de casas entre la zona histórica y el puerto.

 

Para nuestra visita relámpago a Génova, planificamos el siguiente recorrido que nos descubrirá los puntos más interesantes de la ciudad.

PORTO ANTICO

A pesar de su nombre ‚ÄúPuerto antiguo‚ÄĚ es una zona bastante nueva, remodelada en 1992, y adem√°s uno de los lugares m√°s tur√≠sticos de la ciudad. En este encantador paseo alrededor de los muelles, encontraremos varias atracciones, todas situadas a corta distancia entre s√≠, que no podemos obviar: Il Bigo, La Piazza delle Feste(pista de patinaje sobre hielo),la Biosfera, el acu√°rium y el Palacio San Giorgio.

Il Bigo
Porto Antico, Génova

Es un ascensor panor√°mico construido por el mismo arquitecto que remodel√≥ el puerto, Renzo Piano. Su estructura simula las gr√ļas del puerto y resultando un objeto muy curioso y a la vez integrado en el paisaje del lugar. Se eleva a 40m de altura y ofrece un panorama de 360¬ļ que nos alza sobre el puerto y la ciudad.

La Piazza delleFeste

Esta gran plataforma que queda sostenida por la estructura del Bigo, soporta una pista de patinaje sobre hielo cubierta por una carpa.

La Biosfera
La Biosfera, Génova

La llamativa y elegante bola de cristal gigante situada muy próxima al acuárium reproduce un ecosistema tropical con animales y plantas de zonas templadas.La verdad es que tiene más encanto su exterior que lo que exhibe en su interior.

El acu√°rium
Aquarium de Génova

Es el segundo acuárium más grande de Europa, exhibe más de 10.000 especies de animales marinos y, en nuestra opinión, nadie debería irse de Génova sin visitarlo.

Aquarium de Génova
Aquarium de Génova

Nos gustaron, especialmente: las piscinas de los delfines y los ping√ľinos, las piscinas t√°ctiles, donde ni√Īos (y no tan ni√Īos) pod√≠an tocar los peces con las manos y el juego de simulaci√≥n y creaci√≥n por ordenador de una pecera virtual.

Aquarium de Génova

Actividades l√ļdicas.

Suele haber largas colas en días festivos y fines de semana, así que conviene comprar las entradas por internet o acudir
entre semana

Galeón de los piratas atracado en el puerto de Génova.

El Palacio San Giorgio
Palacio San Giorgio Génova

Antes de abandonar el puerto no pasar√° desapercibido, puesto que es uno de los edificios hist√≥ricos m√°s conocidos de la ciudad. Construido en 1260 a lo largo de la historia ha desempe√Īado varias funciones entre ellas la de palacio del ciudadano, c√°rcel y banco. Hoy d√≠a alberga las oficinas de la Autoridad portuaria de G√©nova.

EL CENTRO HIST√ďRICO

San Lorenzo, Génova

León y portada de la iglesia de San Lorenzo.

El centro de G√©nova est√° plagado de mansiones y palazzos, de hermosas plazas donde sentarse al sol y de estrechos y l√ļgubres callejones en los que nos gustar√≠a perdernos‚Ķde d√≠a (de noche mejor no).

Nada m√°s internarnos en esta parte de G√©nova nos ocurre otra de esas an√©cdotas que han hecho tan especial este viaje. Al atravesar la Piazza de Marini nos quedamos embelesados ante el port√≥n que guarda el Palazzo de Marini Croce, y tras sacar una foto, con ese esp√≠ritu poco conformista que me acompa√Īa all√° donde vaya, me acerco y pego un tir√≥n de la puerta para probar a ver si abre‚Ķen ese momento se acerca un hombre con las llaves en la mano y nos invita a pasar dentro. Sorprendidos y emocionados pasamos sin dudarlo porque…¬ŅCu√°ntas veces le abren las puertas de un palazzo a una en su vida?

Palazzo de Marini, Génova

Puerta y Vestíbulo del Palazzo de Marini.

Seg√ļn nos cont√≥ el amable propietario que nos permiti√≥ pasar, el edificio fue bombardeado en la 2¬™ Guerra Mundial por los ingleses. Adem√°s,originalmente tres edificios formaban el conjunto que hoy se une en un solo vecindario y la fuente que hoy preside la elegante entrada se encontraba en la calle.

Palazzo de Marini, Génova

Vestíbulo y fuente del Palazzo de Marini.

Tras este ‚Äúsubid√≥n‚ÄĚ nuestros pasos nos llevan hasta la V√≠a San Lorenzo, una animada calle con mucho encanto y mucha vida.

vía San Lorenzo, Génova

En seguida encontramos  una parada obligada: La iglesia San Lorenzo, que además este día recibía una visita especial; y es que parece que en este viaje nos cuesta que los acontecimientos se sucedan sin sorpresas.

La autoridad episcopal rodeada de devotos.

Aquello parec√≠a la ¬ęVerbena de la Paloma¬Ľ, entre los polic√≠as de seguridad apostados en las entradas con el pinganillo non stop, los turistas revoloteando por todas partes pas√°ndose de curiosos y los devotos que se pegaban por besar el anillo del obispo‚Ķ No estaba yo muy segura de que aquello acabar√≠a bien…Demasiada gente para mi gusto, as√≠ que nuestra visita a San Lorenzo fue breve.

Para nuestro hijo, Eneko, lo importante era el león que guarda la escalinata. Foto obligada.

iglesia San Lorenzo, Génova

Interiores de San Lorenzo.

San Lorenzo comenz√≥ a construirse en el siglo XII y aunque es de estilo g√≥tico se levanta sobre una planta rom√°nica. Es Patrimonio de la Humanidad y est√° incluida en el ‚ÄúSistema de los Palazzi dei Rolli‚ÄĚ de G√©nova.

Pronto nuestros pasos nos llevan hasta una gran plaza, la Piazza de Ferrary. Nos impresionó su amplitud, la fuente y la cantidad de hermosos edificios que la rodean, sobre todo el Palazzo Ducale.

Piazza Ferrary, Génova

Piazza Ferrary.

Este edificio es el símbolo y corazón cultural de la ciudad. Fue construido en el siglo XIII y reconstruido en el XVIII tras un incendio y hoy día acoge grandes eventos y exposiciones.

Palazzo Ducale, Génova

Vista de la fachada del Palazzo Ducale.

Muy cerca de esta plaza se encuentra la de San Matteo, escondida, como en un agujero, tiene un encanto especial.

Fachadas de los edificios de la plaza San Matteo.

En la Via Garibaldi , antigua Estrada Nuova, se encuentran concentrados algunos de los m√°s bellos palacios que guarda la ciudad, los llamados ‚Äúdei Rolli‚ÄĚ (de los rollos), nombre que hace referencia a los pergaminos en los que estos palacios nobiliarios se incrib√≠an por categor√≠as y nivel de esplendor.

Vía Garibaldi.

Estas flamantes mansiones, donde Cenicienta no sabr√≠a en cual buscar al pr√≠ncipe, fueron construidas por la Nobleza del siglo XVI y XVII, cuando la ciudad gozaba de una gran expansi√≥n comercial. Eran puestas a disposici√≥n de la Rep√ļblica para acoger a grandes personalidades como altos dignatarios y reyes. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 2006 y hoy d√≠a este conjunto de palacios son la sede de museos, bancos e incluso residencias particulares.

Via Garibaldi Genova

Final de la Vía Garibaldi, con el Palazzo Rosso y Palazzo Bianco.

Palazzo Bianco, Génova

Palazzo Luca Grimaldi- Palazzo Bianco.

Aunque las guías y tripticos turísticos destancan el Palazzo Rosso, Bianco y Tursi, todos museos y con nombres que mencionan sus colores, a nosotros hubo otros que nos impresionaron mucho más.

Techo decorado con estucos de hombres a la entrada del Palazzo Nicolosio Lomellini.

Fachada y patio interior del Palazzo Nicolosio Lomellini

Despu√©s de este empacho de palacios, pero con la tripa muy vac√≠a, decidimos que es hora de comer y nos internamos en un laber√≠ntico entramado de ‚ÄúCaruggi‚ÄĚ: esos callejones oscuros, estrechos y altos donde los olores se mezclan sin orden ni control. ¬°Buscamos restaurante!

carrugis, Génova

Algunos de los ¬ęcarrugis¬Ľ con m√°s car√°cter de G√©nova.

Vamos a dar con ¬ęLa Tana del Gusto¬Ľ, una pizzer√≠a- restaurante t√≠pica donde tomamos una torta Pascualina,especie de Quiche con huevo y alcachofas, un risotto ¬†con puerros y bacon y de postre la famosa affocata, (helado ahogado en caf√©). Bueno los que nos soleis leer ya sabeis de nuesto gusto por la gastronom√≠a, as√≠ que en G√©nova no pod√≠a faltar.

Pero nos queda la tarde por disfrutar, y ‚Ķcuentan las largas lenguas que los genoveses tienen un vicio; comprar un gelato artisanale y pasearse por el Corso Italia, el paseo mar√≠timo de 5km que separa G√©nova de Boccadasse.Y si los genoveses lo hacen, ¬Ņpor qu√© no nosotros?

Tramo del paseo marítimo Corso Italia, próximo a Boccadasse.

BOCCADASSE

Boccadasse, Génova

Es una evocaci√≥n a las Cinque Terre, pero sin salir de G√©nova. Y es que este hermoso y t√≠pico barrio marinero conserva las casas de colores, que colgadas de la costa desaf√≠an rebeldes al mar. Desde el mirador se baja por una ‚ÄúCreuza‚ÄĚ, t√≠pica cuesta empedrada (V√≠a Aurelia,¬† la cual nos lleva directamente hasta la playa. Podr√≠amos habernos tomado otro helado, un vino o habernos quedado a cenar en alguno de sus restaurantes especializados en pescado; pero nos conformamos con contemplar los ‚Äúgozzi‚ÄĚ, embarcaciones t√≠picas de la zona, meci√©ndose en el regazo del mar.

INFORMACI√ďN DE VIAJE:

Para aparcar en Génova hacemos nuestras cábalas y finalmente, aprovechando que esos días es festivo, domingo y lunes de Pascua(y por tanto gratuito), decidimos aparcar la furgoneta(6m) en un aparcamiento en línea a pie de carretera, a unos 800m del centro histórico de la ciudad, a pocos metros del área de Autocaravana Marina Park

Coordenadas: N44. 40083   E8.93241 (Corso Aurelia Saffi, Génova).

Para pernoctar nos las arreglamos en un aparcamiento cercano a Boccadasse. ideal para visitar este barrio de pescadores. Se puede pernoctar, aunque es algo ruidoso sirve para un par de noches. De pago 2‚ā¨/h o 5‚ā¨/el d√≠a. Los festivos es gratuito.

Coordenadas:N 44.39162¬ļ E 8.96762¬ļ

Dirección: Corso Italia

Otra opci√≥n de pernocta y aparcamiento cerca del centro hist√≥rico es el √°rea de autocaravana privada Marina Park(30‚ā¨/24h)

Area de autocaravana privada Marina Park.

INFORMACI√ďN TUR√ćSTICA: http://www.visitgenoa.it/es/homepage

error: Edukia babestua!! Contenido protegido!!