L’ ARDÈCHE: CUATRO «VILLAGES DE CARACTÈRE «

L’ ARDÈCHE: CUATRO «VILLAGES DE CARACTÈRE «

En este post os proponemos cuatro visitas que se pueden realizar cerca de Lyon. Las cuatro se encuentran en el departamento de L’Ardéche y ostentan el título de “Village de Caractère”. Bajo este label, concedido por el comité departamental de turismo, se agrupan aquellas poblaciones rurales francesas con menos de 2000 habitantes que cumplen varios requisitos, entre ellos: poseer monumentos clasificados como bien de interés, un patrimonio arquitectónico notable, o gozar de un entorno paisajístico de excepción.

BEAUCHASTEL

Sobre un promontorio rocoso, en la confluencia de los ríos Ródano y Eyreux, se alza la villa de Beauchastel, que se reconoce ya en la lejanía por su torre cuadrada -donjon-.La mejor manera de descubrirlo es pasearse por sus estrechas y empedradas callejuelas cuajadas de pasadizos cubiertos y siempre en cuesta.

Quizá encontréis, como nosotros, alguna obra de arte por el camino, pinturas realizadas sobre una teja, evocándo máscaras y acompañada de una inscripción, fruto de la creatividad de los vecinos de este pueblo. Seguid hacia arriba y llegad hasta los restos de la torre, por que las vistas desde allí sobre el valle de Eyrieux son un regalo.

SAINT-VINCENT DE BARRES

Dominada por nueve torres redondas y una fortaleza medieval eta pequeña población se asienta sobre una antigua villa galo-romana, y ya a simple vista se nos hace muy interesante.Un breve paseo nos va descubriendo sus encantos que nos hacen retroceder en el tiempo.

Entramos a la villa por La Porte des Notables (Siglo XII). Era la entrada principal a la fortificación y poseía en la parte superior un blasón, hoy ya desaparecido.

Porte des Notables.

Seguidamente, atravesamos el Meurtriére, un pasaje cubierto de más de 15m de largo que permitía una defensa miliar eficaz. Garcias a estos pasajes, detrás de los cuales los guardianes se ocultaban con arcos, podían detener a los asaltantes.

Plaza y torres redondas.

Continuamos paseándonos y observamos lo bellas que aún son las torres que guardaban este pueblo. Encontramos después en nuestro paso La Porte des Cavaliers, una puerta que permitía a los hombres a caballo entrar en la fortificación por un estrecho pasaje, entre el castillo y las primeras casas.

Porte des Cavalier-Puerta de los Caballeros.

Nos fijamos luego en las casas, todas con alguna peculiaridad. Pero lo que más nos llama la atención son aquellas que aún conservan “les échoppes”, esas contraventanas de madera que hacían que las casas fueran muy abiertas a la calle para que sus habitantes, en general comerciantes, pudieran colocar cada mañana en una plancha de madera sus artículos y así poder exhibir el género a plena luz del día. Algunos artesanos comenzaron después a trabajar en la calle y poco a poco se agruparon por oficios y por calles.

No nos fuimos de este encantador pueblo sin tomar un café en el único bar que había y dejar pasar un poco la tarde.

ROCHEMAURE

Vistas sobre el valle desde las murallas.

Es conocida, y con razón, como “El Balcón del Ródano” (Balcon du Rhône).Situada a los pies de un antiguo volcán, el Chenavari, Rochemaure vive con la mirada puesta sobre el Ródano. Conocer la «Vieux village» – zona antigua de la villa, y las vistas del valle desde la cima dan sentido a su visita.

Comenzamos por la cima, donde aún se conserva un pequeño poblado habitado alrededor del castillo y las murallas.

Es un lugar encantador y con unas vistas sobre el valle y el río espectaculares, pero os mostramos el acceso que tiene en una imagen.

Carretera de acceso a la parte alta del pueblo.

La parte baja del pueblo conocida como Vieux Village, posee el encanto de cautivar al viajero con la colorida Rue Foubourg, jalonada de pequeñas edificios de dos plantas con coloridas contraventanas. No hay que tener prisa, pasear y disfrutar recorriéndola de norte a sur es toda una experiencia.

Rue Foubourg

SAINT MONTAN

En el Ardeche meridional, sobre un gran espolón rocoso, los restos de un castillo fortificado contemplan el valle mientras las casas de piedra se apretujan contra las murallas y parecen escalar la montaña. Así es Saint Montan.

INFORMACIÓN DE VIAJE:
Lugares cercanos que visitar:Lyon

Areas de autocaravana en Ardéche.

Información turística para el departamento de Ardéche.

Información sobre las villages-de-caractere de Ardéche

TRES PROPUESTAS CERCA DE CARCASSONNE

Si os animáis a visitar Carcassonne y no sabéis con que otra visita completar el viaje estos son los tres lugares que,en nuestra opinión, sin alejarse demasiado son de lo más interesante.

1.- LAGRASSE

A unos 35km al sureste de Carcassonne se encuentra, acurrucada entre sus murallas uno de los pueblos considerados como uno de los más bellos de Francia (Plus beaux village de France).Nada más llegar nos sorprende su belleza ya desde la propia carretera, desde donde podemos observar su Puente Viejo –Vieux Pont- y sus apretadas casas formando una muralla a los pies del río Orbieu.

Plano y recorrido del paseo por Lagrasse.

Se puede aparcar el coche o la autocaravana en el Parking nº2, acondicionado expresamente para ello, y recomendamos, como casi siempre, Seguir las indicaciones y pasearse por sus calles. Lagrasse presenta un conjunto arquitectónico muy pintoresco, sus estrechas calles y sus pequeñas plazas guardan varias mansiones medievales bien conservadas, entre ellas: “La Maison Maynard”, del siglo XIV; “La Maison Sibra”, del siglo XVI y el antiguo convento de las Hermanas de Nevers”, del siglo XVII.

Sin embargo, el edificio más importante de este lado del río es la iglesia San Miguel. Casi oculta, como emparedada, se haya en el corazón del casco de Lagrasse. Fue construida entre 1359 y 1398, y fue declarada Monumento Histórico, pues es el ejemplo más notable de iglesia gótica de nave única de toda la región.

Llaman la atención la nave abovedada por nervios decorados, el órgano y los rosetones que dan luz a las nueve capillas laterales.

Avanzando por el incomodo pavé – adoquinado- llegamos hasta la Plaza del Mercado, donde la estructura de madera sostenida por diez pilares de piedra y ocupando gran parte de la plaza forman La Halle (1315). Es el nombre con el que se le conoce popularmente en francés al mercado cubierto. Fue construído en 1315.

Vista de La Halle, mercado cubierto.

Nuestros pasos  nos conducen por sus callejuelas hasta alcanzar el Pont Viex, El Puente viejo. Esta construcción, renovada ya un par de veces tiene la peculiaridad de tener los tres ojos de diferente tamaño. Su función principal fue la de unir, por su puesto ambas orillas, lo que significaba unir el pueblo con la abadía.

Sí, ciertamente, la abadía Santa María de Orbieu, situada en la otra orilla del río Orbieu, fue el motivo del asentamiento de este pueblo e incluso puede decirse que Lagrasse nació de su abadía. La población primitiva se asentaba en la margen izquierda del río cercana al monasterio benedictino y a la primera iglesia que se creó, hoy desaparecida. Fue ya en el siglo XIII
cuando los habitantes se desplazaron a la margen derecha del río.

Jardines de entrada a la parte pública de la abadia.

La abadía se creó a finales del siglo VIII. El monasterio se enriqueció a causa de múltiples donaciones y prosperó rápidamente. Tuvo un gran crecimiento durante los siglos IX y X  y continuó siendo prospera hasta la Revolución, cuando tras dispersar a la comunidad de monjes, la abadía fue dividida en dos lotes y subastada. Es por eso que hoy día parte de la abadía es de propiedad privada (no se puede visitar), y parte de propiedad pública.

Patio central.

Nada más entrar un gran patio (Siglo XIII) nos recibe. Una serie de galerías abiertas y balcones de madera se ciñen en torno a un gran árbol.El piso superior sujetado por columnas circulares y capiteles románicos que representan escenas esculpidas de la lujuria.

Tras escuchar un video presentación de 9min, nos recorremos las estancias, que apenas guardan los muros  y las rancias piedras que las forman.Pasamos así, por la bodega,la panadería y la antigua sacristía.

Tras escuchar un video presentación de 9min, nos recorremos las estancias, que apenas guardan los muros  y las rancias piedras que las forman. El lugar más sorprendente es el dormitorio, situado en el  piso superior. Data del siglo XIII y tiene unos 500m2, su característica principal es el conjunto de arcos que conforman la bóveda del techo.

Cuando salimos de la abadía continuamos con el paseo y cruzamos de nuevo el río para llegar hasta una de las puertas mas interesantes de la villa, Porte de L’Aigue (siglo XV), con un gran arco arrasado.

Porte de L’Aigue y arco.

Desde allí echamos un último vistazo a la abadía que se levanta ante nosotros majestuosa.

2.- LASTOURS

Tan sólo a unos 15km al norte de Carcassonne y encaramado a una colina de 300m de altura se encuentra un curioso conjunto del cuatro castillos cataros que se alzan vigilantes sobre el curso del río Orbieu. Los elementos que pueden observarse, paredes, torres, barbacana…muestran perfectamente la evolución de la arquitectura medieval.

Vistas panorámicas de los castillos de Lastours

Para obtener una buena panorámica de los castillos hay que dirigirse al Belvédère-mirador- por la carretera D701, a unos 2km del pueblo. Aparcamos junto al camping Belvédère, y siguiendo una breve pista accesible incluso para personas de movilidad reducida, llegaremos hasta un gran “balcón” desde el que obtendremos una estupenda panorámica.

Mirador de Lastours.

Puede que incluso hagáis algún amigo por el camino…como nos ocurrió a nosotros.

 

3.- SAISSAC

En el corazón de la Montaña Negra, situada a unos 25km de Carcassonne se encuentra el castillo de Saissac y su amplia fortificación, con los Pirineos como telón de fondo. Otro bello castillo cátaro que no podíamos dejar pasar.

Información sobre Saissac

Información sobre el Château de Lastours

Información sobre Lagrasse.

Areas para autocaravana en la zona de Aude.

CARCASSONNE VESTIDA DE NAVIDAD

Luchas de espadachines, mercados medievales, “bajada de antorchas”, una glamorosa pista de patinaje, grandes escaparates navideños, dulces, vino caliente, pero sobre todo luces de Navidad,juegos y diversión… Son solo algunas de las atracciones que ofrece la “Capital Cátara”, en esta época tan especial del año. ¿Os apetece conocer Carcassonne vestida de Navidad?

Carcassonne está situada en el sureste de Francia, en la región de Languedoc , siendo la ciudad principal del departamento de Aude. Destaca por ser una pequeña villa de cuento dividida en dos partes: La cité, formada por un precioso casco medieval  totalmente amurallado y La Bastide Saint Louis,una bastida construida en 1260 bajo el reinado de Saint-Louis. Está situada en la otra orilla del río Aude, atravesando Le Pont Vieux

Aprovechamos el largo puente de “La Purísima” para viajar hasta allí y conocerla en unas fechas …no tan turísticas.

¿Cómo hemos organizado la visita? No sólo queríamos disfrutar del mercado de Navidad, también queríamos conocer la ciudad que, como ya he explicado se divide en dos espacios muy diferenciados que representan caras muy distintas de la ciudad. Finalmente,nos decidimos por aprovechar las horas de luz para visitar La Cité y admirar sus encantos medievales, a saber:

Aunque…estas son algunas recomendaciones que nos harían en la Oficina de Turismo, nosotros buscamos algo más. Lo vamos a ir descubriendo.

Viernes, 5 de diciembre

Comenzamos la visita antes de oscurecer, pero en la Porte Narbonnaise nos encontramos ya con las primeras luces y adornos navideños  que no pegan nada con la animación medieval montada en la calle. Personajes vestidos de caballeros, espadachines y mercaderes medievales rondan por aquí y por allá organizando combates o pequeñas riñas fingidas para regocijo de los turistas.

La Puerta de Narbona está situada al este de la ciudad y se construyó hacia 1280. Su nombre hace referencia a la orientación de la misma, hacia la ciudad de Narbona. Consta de un par de grandes torres. En el siglo XIX el conocido arquitecto parisino Viollet- Le- Duc reconstruyó las almenas y los tejados y añadió el Pont Levi, puente levadizo, que en sus orígenes no existía.

Porte Narbonnaise custodiada por serios soldados de lanza en mano.

Ya dentro de las murallas echamos un vistazo a La Palestra(Les Lices), ese espacio entre los dos recintos amurallados que durante nuestra visita albergaba improvisadas tiendas medievales .

La Palestra mide algo más de 1km de circunferencia, y se acondicionó en el siglo XIII, cuando se edificó la segunda muralla.

En un momento de la historia de la ciudad los indigentes tomaron este espacio para construir sus chabolas, pero fueron destruidas cuando Viollet- Le-Duc restauró la ciudadela, en el siglo XIX.

Paseamos por sus calles y disfrutamos del ambiente. No hay ese agobio de gentío que se siente en los días de verano, a pesar de haber muchos turistas y conformar una rara fauna intramurallas formada por lugareños, turistas y figurantes medievales.

Pero ha llegado el momento y os vamos a descubrir esos pequeños placeres que ninguna Oficina de Turismo aún ha escrito en los folletos:

1. Pegaos a los escaparates navideños y contemplad sin disimulo, aunque la dueña del negocio os mire de reojo…

2. Comed y bebed. No siempre hay que ir de restaurante, bar, taberna o bouchon. En Francia existen pequeños placeres a pie de calle, muy especialmente en estas fechas. Por eso, aconsejamos comprar dulces.

El Nougat,por ejemplo, ese que viene a ser el primo-hermano de la torta de almendra dura que suele comprarse en Navidades, está hecho a base de miel, caramelo, lavanda, pistachos o avellanas…y tiene una testura blanda, lo cual agradece la dentadura. Aunque los más codiciados se fabrican en Montélimar, estos no tienen nada que envidiarles. Puede ser un regalo ideal o el postre perfecto para llevarse a la autocaravana.

Si nuestro exigente paladar no está conforme nos podemos lanzar a por otro dulce que no necesita presentación, el Gaufre. Que sea de chocolate, por favor.

Para pasar la bola tomad un vin chaud; vino caliente aderezado entre otras cosas con ron, limón, canela, nuez moscada, pimienta…vamos una bomba.

3. Disfrutad del descenso de las antorchas. ¿Y que es eso? Una peculiar procesión en la que se mezclan jinetes, damas caballeros,cruzados, lugareños y turistas en solemne procesión portando antorchas desde Le Pont Levi, hasta la Place Carnot.

Sábado, 6 de diciembre

Ante la Porte Narbonnaise nos encontramos con este pequeño escenario navideño con pingüinos y todo. Eneko piensa que son como los de Madagascar, «cucos y coquetos».

Pero enseguida nos topamos con esta vieja dama,la Dama Carcas, la guardiana de la ciudad.

Dama Carcas

Cuenta la leyenda que durante el asedio de Carlo Magno a la ciudad de Carcassonne, el rey musulmán Ballak muere, y su esposa, la Dama Carcas, se ve obligada a gobernar y defender la ciudad tomando parte activa en la batalla.Tras cinco años de asedio, sola, coloca muñecos de paja y lanza flechas con las ballestas para hacer creer al enemigo que su ejército aún es fuerte. Aunque en la ciudad sólo queda un cochinillo y una ración de trigo para alimentar a toda la población, lo lanza desde lo alto de la muralla. Carlo Magno levanta el sitio convencido de la fuerza de la villa. Cuando se retiran la Dama Carcars hacer sonar las trompetas “Carcas sonne” para llamar a Carlo Magno y hacer las paces.

Tenemos suerte, el 6 de diciembre han decidido poner la entrada gratis al Château Comtal.

Puerta de entrada al Château Comtal

El castillo Condal fue construido en el siglo XII por los Trencal, vizcondes de Carcassonne. Tuvo muchas modificaciones a lo largo de los siglos y en el siglo XIII se inició la construcción de la fortificación: torres redondas, castillete, entrada, barbacana, foso…

Fosos acondicionados para pasear.

La visita al castillo se recorre principalmente por un paso de ronda elevado, atravesando las torres que lo conforman. Durante este paseo pueden observarse cuatro puntos interesantes:

1.- parte de la doble muralla, con sus torrecillas y tejados cónicos de pizarra.

2.- La iglesia Saint Gimer fue diseñada por el arquitecto Violet-Le-Duc en el siglo XIX, con una percepción del estilo gótico muy particular.

3.-La entrada principal al castillo, con una torre barbacana semicircular; primer obstáculo que debería superar el enemigo que hubiera penetrado ya en la ciudadela.

4.-Parte de la muralla interior y torre romana del siglo IV, construidas para protegerse de las invasiones bárbaras.

La visita desemboca en un pequeño museo que abarca una gran cantidad de piezas religiosas como pilas bautismales, estelas con grabados, un vistoso calvario…nosotros nos quedamos con una colección de cabezas representadas en un friso.

Abandonamos el castillo a la hora de comer para descansar y prepararnos para las horas nocturnas.

Cuando cae la luz visitamos, ahora sí, el mercado de Navidad de Carcassonne.

Nos disponemos a disfrutar de “La Magie de Nöel” que no es otra cosa que el programa de actividades que ha organizado la ciudad entre el 5 de diciembre y el 3 de enero de este año 2015.Si las representaciones medievales se centraban en la Cité, las actividades lúdicas se centran en 3 espacios de La Bastide Saint- Louis: 

En la Place Gambetta, una amplia plaza que se abre ante nosotros nada más cruzar el río Aude, no han instalado este año más que un Papa Noel gigante y luminoso con un tiovivo que se encuentra casi en todo momento desierto.

Decidimos pues acercarnos hasta La Place Carnot, que alberga una gran pista de patinaje sobre hielo, y en torno a ella se asienta el mercado de Navidad.

Casetas del mercado de Navidad, donde no cabe ni un alfiler.

Lo primero, a patinar, hay cola para coger las entradas, 5€/ pers. la hora.Sobre todo hay que tener en cuenta que para las 19h cierran la pista.

El patinaje se realiza en torno a la famosa fuente de Neptuno que está protegida para la ocasión. Los bebes, niños o torpes patinadores disponen de unas sillitas con las que pueden desplazarse sin dificultad por la pista.

Cuando nos aburrimos de patinar, dejamos la pista para disfrutar del ambiente de los puestos del mercado de Navidad; chocolate caliente, Aligot (una especialidad de Aveyron compuesta por queso, nata, mantequilla y ajo), puestos de vino caliente…Todo un escaparate donde elegir cómo reponer las calorías gastadas.

Para terminar este agotador día, cuando las últimas casetas del mercado de Navidad que se resistían por fin cierran sus puertas, nos internamos en las calles de La Bastide para seguir disfrutando, un poco más de las luces y el ambiente navideño.

Domingo, 7 de diciembre

Aprovechamos de nuevo las horas diurnas para otra breve incursión en la cité Mediéval, esta vez para deleitarnos con algunos monumentos que habíamos pasado por alto el día anterior. Somos de los que pensamos que es mejor no coger un empacho, si es que se quiere disfrutar de las visitas.Ocupando gran parte del espacio de La Place Auguste Pierre Pont encontramos la basílica Saint-Nazaire.

Se trata de una preciosa basílica construida entre los siglos XI y XIV, con la peculiaridad de combinar de una manera muy armoniosa los estilos románico y gótico. Destacan su pórtico y ocho capiteles románicos, por un lado; y por otro,  las gárgolas y vidrieras de estilo gótico, estas últimas unas de las más bellas de la región.

En la misma plaza podemos observar el único hotel dentro de la ciudadela y unos pasos más allá, la casa más antigua del casco medieval.

Hotel de La Cité.

Vista nocturna de la casa más antigua de la Cité de Carcassonne.

Callejeamos un poco y disfrutamos de las templadas e inusuales temperaturas de este mes de diciembre.

En breve nos encontramos ante el pozo pequeño, pero resulta que el importante es el grande. De él cuenta una leyenda que guardaba un precioso tesoro, aunque durante las excavaciones arqueológicas de 1910 no encontraron nada. Será más bien una leyenda urbana..

Nos retiramos hacia la hora de comer para descansar, y como los vampiros, cuando cae el sol, salimos de nuevo hacia La Bastide, para visitar el tercer espacio de animación navideña propuesto por el programa La Magie de Noel; 3.-Los jardines André Chénier.

Es el espacio más alejado de la ciudad, pero merece la pena acercarse hasta allí ya que alberga una gran cantidad de ferias donde los adultos se lo pasan como niños y los niños no paran de disfrutar. Si os acercáis en familia es genial, no saldréis de allí.

Aunque no nos queremos extender contando demasiados detalles sobre las ferias si mencionaremos algunas de las atracciones de las que disfrutamos:

Nada más entrar nos topamos con el pequeño tren de Nöel. Un pequeño y colorido trenecillo que realiza un recorrido circular en torno a un árbol de Navidad. Después, uno pasos más adelante nos maravilló por lo ingenioso y lo original El abeto mágico. Es una atracción que recrea un gran abeto de navidad donde las bolas hacen las veces de asiento y cuando comienza a funcionar se elevan si se pulsa un botón. Nos pareció ideal para los más pequeños. Siguiendo en la misma línea, otra atracción suave y dulce que no necesita presentación, el gran carrusel. Pero, si lo que queremos es vivir emociones fuertes y soltar un poco de adrenalina tenemos que montar en el gran tobogán. Se trata de un tobogán de 16m, para niños a partir de 2 años; o en su lugar podemos optar por la clásica noria, desde donde podremos disfrutar de las vistas más espectaculares de la ciudad.

Si habéis llegado hasta el final de estas líneas, habréis podido comprobar que en Carcassonne no falta animación, tampoco en Navidad. Todos los años, desde el comienzo de diciembre y hasta finales de enero se convierte en un lugar donde toda la familia puede disfrutar. ¿No os parece?

INFORMACIÓN DE VIAJE 
Si teneis aún tiempo os proponemos 3 visitas que no te dejaran indiferente y a menos de 50km de Cascassonne. Si os interesan las tienes pinchando AQUÍ.

Si viajáis en camper o autocaravana, como en nuestro caso, podéis instalaros en el área de autocaravanas que hay en el el exterior de las murallas.

AIRE DE SERVICES POUR CAMPING-CARS DE LA CITE
Parking de délestage P2 – Cité Médiévale, Chemin de Montlegun, 11000 CARCASSONNE

Coordenadas:
lat. 43° 12′ 18″ – long. 2° 22′ 25″

Para más información:
Area de camping-car

Información turística:
http://www.turismocarcassonne.es/

Plano e información turística para descargar.


PARC DE LA TÊTE D’OR: DIVERSIÓN EN EL CORAZÓN DE LYON

Este parque además de ser el pulmón de la ciudad nos brinda la oportunidad de realizar una visita desenfadada y divertida con niños. Nos salimos pues,por un día, de la ruta de monumentos, museos y calles turísticas para disfrutar de una agradable visita que nos ocupará al menos medio día y que transcurrirá entre olorosos rosales, partidos de futbol, un tente en pie tirados en la hierba, un zoo repleto de animales exóticos, cantidades de plantas del otro lado del mundo y el suave balancín de los columpios del área de juegos. ¿Nos acompañas?

Porte de la Tête D’ or.

La elegante puerta de hierro forjado con vistosos dorados que recibe a los visitantes nos hace imaginar ese pequeño universo que se esconde tras sus rejas.¡¿Entramos ya?! ¡¿Entramos ya?!

Accedemos al parque por la entrada de la “Porte de la Tête D’or”, pues el recinto tiene 8 hermosas puertas; la nuestra hace honor al propio nombre del parque, pero entréis por la que entréis todas disponen de un stand de planos que podéis llevaros con vosotros para recorrerlo.

Nada mas llegar nos encontramos con unos elegantes jardines de marcado estilo inglés y un hermoso lago. Ah!, ¿Que no os lo había dicho? Pues sí, tiene un gran lago de 16 hectareas con 3 lindas islas: île Mahatma Ghandi, île du Souvenir y Grande île.

Pero vamos, que a nuestro hijo le da igual, como si las islas tienen cocoteros… él lo que quiere es ir al amplio verde para jugar con la pelota. ¡Que tengo 4 años!

Rosales de concurso.

Después de desfogarnos un rato continuamos con el paseo y llegamos hasta la zona de los rosales de concurso, que la verdad, en esta primavera recién estrenada no lucen demasiado. Posiblemente en verano con la floración pongan su toque de olor.

Atravesamos el parque respetando el ambiente chill out de las parejitas y lectores de novelas románticas, para llegar hasta el zoo del parque. Resultó toda una sorpresa por la gran cantidad y variedad de animales que exhibe. Era como “Madagascar 2”, o al menos eso le pareció al niño.

Viendo a la jirafa Melma.

Flamencos rosas.

Watussis en el fondo y un pelícano en primer plano.

El pelícano

¡¡A comer!!

El parque cuenta con varios restaurantes, pero qué queréis que os diga, aquí lo que nos pide el cuerpo es tirarse en la hierba, extender un manta y sacar de la mochila el pan, queso, pate, unas patatas fritas, fruta, zumos… y comer como las lagartijas, al sol. ¡Qué gozada!Eso sí, sed respetuosos con los tulipanes, pasó un coche patrulla de «la police» para ver que nadie aplastaba uno solo de los preciosos tulipanes que engalanaban el jardín cercano.

¿Pero que son esas casas de cristal? ¡Esto es un sinparar! Podíamos habernos echado una rica siesta al sol…¡Pues no! La curiosidad nos pica y no nos deja. El parque cuenta con unos elegantes invernaderos de estilo inglés, que incluyen desde colecciones de bromélias, crasas, cactáceas y orquídeas hasta grandes especies de arbustos y árboles del continente americano.

Conjunto de invernaderos.

Las plantas muy chulas…pero no vais a comparar con los columpios del área de juegos, ¡Dónde va a parar! No vamos salir por la puerta sin nuestra ración diaria de parque, porque al fin y al cabo esto es un parque ¿No?

MAS INFORMACIÓN:

Para aparcar: en Rue boulebard des Belges, es una de las calles que rodea el parque, hay unos largos aparcamientos en los que caben tranquilamente autocaravanas de más de 6m.

Nuestra visita completa a Lyon

Parc de la Tête D’or

Camping cercano:
Camping Indigo-Lyon

Plano para la descarga

ESCAPADA DE OTOÑO: LOS CASTILLOS DE LA GIRONDE

¿Quién ha dicho que para visitar algunos de los castillos más interesantes de Francia hay que viajar hasta las orillas del Loira? Una vez más, como buenos patphinders, buscamos rutas alternativas y nos atrevemos a ver donde nadie mira. Pincha y descubre todo lo que esta ruta puede ofrecer. No te puede dejar indiferente.

LA GIRONDE

Situada en el suroeste de Francia, es uno de los departamentos metropolitanos más grandes del país. Cuenta con muchos encantos naturales, culturales y gastronómicos. Además sus gentes son amantes de las campers y autocaravanas y los servicios que esta región ofrece para los vehículos es excelente. Todo eso hace de este lugar uno de los más visitados por los amantes del campismo.

Entre sus encantos naturales  destacan la cuenca de Arcachon con numerosas localidades ostrícolas; la costa atlántica y sus playas surferas; y por último,la dune de Pilat, que ostenta el título de duna más alta de Europa.

Los amantes de la cultura no quedarán decepcionados ante semejante colección de castillos: Cazeneuve, Roquetaillade Valdrait, Cadillac o la Bréde son precisamente los que nos ocupan en esta ruta. Además, pueblos medievales como Saint Emilion, Bazas, o Saint Macarie hacen del viaje un objetivo.

En cuanto a gastronomía se refiere no nos iremos con el estómago vacío: las ostras de la cuenca de Arcachon son de gran renombre, el buey de Bazac, para los grandes carnívoros o los postres- Canelé o macaron- para los gourmandes (golosos) son algunas de las especialidades ineludibles de este departamento, junto con sus excelentes vinos de Bordeaux, Graves, Saint Emilion Grand Cru o Sauterne.

Pasamos la noche del viernes junto al estadio de Préchac.

Coordenadas: N 44º 23´ 56.9”
O 0º 21´ 31.4”

Nos dirigirnos a Bazas, un interesante pueblo, situado a la entrada de los bosques de las Landas de Gascuña, que posee un antiguo pasado de obispado del cual conserva aún un rico patrimonio. Los sábados, además, cobra especial vida con la celebración del mercado en su preciosa plaza principal. ¡No nos lo podemos perder!

Aprovechamos para comprar pan, queso y unas ramas de vainilla en un puesto de lo más pintoresco.

Panes y magdalenas XXL

Queso de la zona, pero también del Pays Basque.

Un toque de color: puesto de las especias.

Así se va la mañana, de puesto en puesto, viendo a los lugareños realizar sus compras, tomando un café en alguna de los cafés-restaurantes que guardan las elegantes arcadas de esta plaza…

La catedral gótica San Juan Bautista (Siglos XIII y XVI) preside esta animada mañana. Es el monumento más importante de la ciudad, está inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Destaca su fachada occidental con tres portadas esculpidas.

Portada principal de la catedral.

Tras visitar la catedral por dentro nos paseamos por El jardín del Capítulo. Son unos discretos jardines que quedan a la derecha del edificio. Desde allí hay unas bonitas vistas del lateral sur de la catedral, las murallas de la ciudad y el valle de Beuve.

Jardines del Capítulo.

De regreso observamos de nuevo los bellos edificios de la plaza de la Catedral donde el mercado continúa en pleno apogeo. Destacan algunas antiguas mansiones porticadas y en especial la fachada de la casa del Astrónomo, un elegante palacete del siglo XVI.

Casa del Astrónomo.

Algunas de las más bellas fachadas de esta plaza.

Pasamos el día y la noche en una granja privada llamada Lac de Castagnet. Se situa en el corazón del bosque de pinos del Parque Natural de Las Landas de Gascuña.

Sus propietarios acogen campers y autocaravanas, y además alquilan su lago para la pesca de la trucha.

Lac de Castagnet

Nos atrevemos a recomendarla tras una grata experiencia, y es que si viajáis con niños, el lugar es perfecto. Sin peligros, protegido por un gran robledal y organizado en torno a un gran estanque con cisnes, gansos… Además, cuenta con un parque donde los pequeños no perderán un minuto.

Para los autocaravanistas cuenta con baño y fregadero.La estancia del día y la noche nos costó 10€, a nosotros nos pareció genial.

lac de castagnet
lac de castagnet, 33730 VILLANDRAUT, GIRONDE
Coordonnées GPS : Latitude 44.44741493 – Longitude -0.39723905

Por la tarde salimos un rato de la granja para visitar el Château de Villandraut, que se encuentra a pie de carretera en el pueblo de mismo nombre.

Es un castillo medieval del siglo XIV construido por el Papa Clemente , originario de esta región.Este antiguo palacio fortaleza conserva aún su encanto y porte natural, rodeado de amplios fosos con hermosas torres redondas y un pequeño castillete a su entrada.

Fachada principal y puerta de acceso.

Recomendamos realizar un breve paseo que parte de un costado del castillo y que nos hace rodear el edificio para poder observarlo desde varios ángulos.

Torres y fachada posterior del castillo.

El sábado por la mañana visitamos Sainte Croix du Mont, un pequeño pueblo y magnífico mirador sobre el valle del Garona. El pueblo se encuentra encaramado a un promontorio rocoso y domina el valle cuajado de viñedos bordeleses, donde en esta época los colores rojos, verdes y ocres se funden haciendo del paisaje todo un festival de color.

El castillo de Tastes (siglos XV-XVI), hoy sede del consistorio local, nos aguarda majestuoso. No tenemos más que asomarnos a su terraza y disfrutar del paisaje.

Castillo de Tastes

Mirador desde Sainte Croix du Mont

Viñedos bordeleses

Pero estamos de suerte. Además del encanto propio del lugar nos encontramos con que es domingo y se celebra un “vide Granier”, traducido literalmente sería como “vaciar el granero”, pero todos podemos entender que lo que se vacían son los trasteros…Y eso encontramos; un gran mercadillo de segunda mano, en el que lo mismo encuentras unos pantalones de pana que una antigua cafetera.

Puestos del vide grenier

Tras la visita comemos que hay en un área de pic-nic, situado en la propia bajada del pueblo.

Coordenadas: N 44.58883º

O 0.27293º

Area de pic-nic de Sainte Croix du Mont.

Por la tarde, bastante temprano, visitamos el castillo de Roquetaillade, un espléndido castillo-fortaleza que se compone de dos piezas, el castillo viejo (S. XII) y el castillo nuevo (S.XIV), ambos declarados monumentos históricos.

Vista del castillo viejo

Camino de acceso al conjunto y castillo nuevo.

Junto al castillo nuevo se encuentra la capilla de San Miguel, decorada por el ayudante de Viollet-le-Duc en estilo oriental.La familia la utiliza aún hoy día para celebraciones.

Capilla de San Miguel.

Este castillo tiene además la peculiaridad de haber sido habitado siempre por la misma familia ¡Nada más y nada menos que 700 años!

Fachada principal del castillo nuevo de Roquetaillade.

Lo visitamos por dentro en una interesante visita guiada que recomendamos sin duda alguna.

Lo mandó construir el cardenal De la Mothe, sobrino del Papa Clemente V, el primero de los papas de Avignon. Tras ser elegido Papa Clemente nombró a sus 5 sobrinos cardenales y les regaló una cuantiosa suma de dinero para construirse un castillo.

En el siglo XIX, tras haber pasado de generación en generación, el castillo se encontraba en muy malas condiciones, y fue la rama de la familia Mouvezin quien se encargó de restaurarlo empleando para ello la fortuna hecha con el cultivo de viñedos Mèdoc. Pero no eligieron a cualquiera para esta delicada tarea, pues hicieron venir de Paris al mejor arquitecto de la época: Viollet-le-Duc. Las restauraciones se suspendieron cuando los viñedos fueron atacados por la grave enfermedad de la filoxera.

En los interiores destaca la cocina, utilizada a diario por la famlia y repleta de utensilios de cobre; la habitación rosa, es la habitación de invitados; y el pequeño patio de armas. Recomendamos disfrutar del entorno y pasearse por los espléndidos jardines del castillo antes de abandonar el lugar.

Jardines del castillo.

Retrocedemos unos pocos kilómetros para visitar le Château de Cazeneuve, una antigua fortaleza medieval reconvertida a residencia de recreo. Su encanto principal es el emplazamiento, dominando las gargantas del río Cirón.

Bosque de la Campiña de la Gironde

Declarado monumento histórico, el castillo de Cazeuneuve fue la residencia de recreo de los reyes de Navarra (S.XVII),rey Henri IV y la reina Margot. En su interior destacan el gran patio de honor, los aposentos reales con el mobiliario de época, la cocina, unas antiguas bodegas medievales y las grutas trogloditas.

Château de Cazeneuve

Patio de honor.

Sin embargo, nos atrevemos a subrayar que la diferencia que marca la visita a este castillo es su paseo de ronda, que se extiende por las gargantas del río Ciron y nos conduce hasta la “grotte de la reine”, desde donde obtenemos una hermosa estampa del antiguo molino, una cascada y un pequeño estanque natural.

Paseo a orillas del río Ciron.

Vegetación de las gargantas del río Ciron.

Grotte de la reine – Cueva de la reina.

Cascada.

Además, los terrenos de este castillo cuentan con un precioso parque arbolado integrado en la red Natura 2000, ¿Qué más se le puede pedir?

La verdad es que este día acabamos molidos y no nos quedan ganas más que para tomarnos un zumo y terminar de ver la tarde pasar.

Realizamos unos cuantos kilómetros y no dirigimos a pasar la noche al área de caravanas de Cadillac.

Coordenadas GPS :
Longitud : -0.31687
Latitud : 44.63856
Dirección:Allée du parc 33000 Cadillac
Tipo de área: municipal gratuita
apertura anual
Tél. : 05 57 98 02 10

Vistas del castillo de Cadillac desde la plaza.

El lunes por la mañana nos dirigimos a visitar el castillo de Cadillac, está a pocos metros del área de caravanas y tiene una historia muy interesante, pero es lunes y al igual que muchos museos está cerrado.

Fachadas pincipales del castillo de Cadillac.

El castillo de Cadillac no tiene un pasado tan risueño como el de los anteriormente visitados. Fue tomado y saqueado durante la Revolución Francesa, durante el siglo XIX fue utilizado como prisión femenina de condiciones realmente duras y hasta 1952 albergó un colegio para niñas.

Sacamos unas cuantas fotos a sus exteriores y nos damos un paseo por el pueblo que es bastida y no tiene desperdicio.

Torre-campanario y puerta de la ciudad.

San Macario-Saint Macaire– en francés es una ciudad medieval con un rico patrimonio. Allí encontraremos las típicas callejuelas empedradas jalonadas de casas con coloridas contraventanas, una excepcional plaza porticada, La place de Mercadiou, y la iglesia de San Salvador y San Martín, cuyas paredes exhiben hermosas pinturas murales. Una ciudad de lo más pintoresca y visita obligada de La Gironde.

Calle de Saint Macaire

Fachada del hotel principal de la ciudad

Iglesia de San Salvador

Portico de San Salvador.

Bovéda con frescos de San Salvador.

Restos de un antiguo convento Benedictino.

Puerta y torre de la ciudad.

Place de Mercadiou

Arcadas de la Plaza.

Un precioso txoko de la Place de Mercadiou

Regresamos después de tres intensos días por las tierras de Gironde mas que satisfechos, no sin antes haber llenado la despensa de productos regionales: un buen pedazo de queso brie de la zona, un frasco de foie gras entier (entero) y tres vinos de la zona: Graves, Bordeaux y Sauterne…

¿Qué más se puede decir? ¡Carpe diem!

LE PALAIS IDEAL DE FERDINAND CHEVAL

Le Palais Idèal ha inspirado a artistas durante más de un siglo. Independiente de toda corriente artística, fue construido sin ninguna regla arquitectónica y aun así, admirado por los surrealistas, llegando a ser reconocido como una obra de arte bruto. Además, fue declarado Monumento Histórico en 1969 ¿Qué más se le puede pedir a esta obra de arte naïf?

Fundido en las callejuelas de Hauterives (Francia) se alza orgullosa la obra de Ferdinand Cheval, Le Palais Idèal. ¿Pero, quién era Ferdinand Cheval? Popularmente fue conocido como “le facteur Cheval”,pues desempeñaba el oficio de cartero. Fue tachado por sus paisanos como hombre de «pocas luces», y quizá, quien sabe si fue por eso, llevó una vida solitaria y creó un mundo fantástico que fue plasmando a lo largo de décadas en la construcción del palacio.

Talla en madera dedicada a la memoria de Ferdinand Cheval. Area de recreo de Hauterives.

LOS COMIENZOS

Ferdinand era cartero de la villa de Hautérives y todos los días, lloviera o luciera el sol, realizaba la misma ruta a pie. Un buen día recogió una piedra de forma singular. Fue  la inspiración inicial para el proyecto del palacio. Desde entonces, entre entrega y entrega, recogía piedras que al principio guardaba en los bolsillos, más tarde en una cesta y al final, en una carretilla.

LA VIDA PIEDRA A PIEDRA

Este palacio, ideal según Cheval, fue una obra titánica. Comenzó a construirlo en 1879, pasó dos décadas para levantar los muros exteriores y otros trece años más para terminarlo. Todo realizado a mano y por un solo hombre, el cartero de Hautèrives.

Ferdinand quería ser enterrado allí, con su obra, su sueño, en su mundo de fantasía; pero las autoridades le denegaron el permiso. Es por eso que entonces, a la edad de 78 años, adquirió un terreno en el cementerio y trabajó durante 8 años más para construir su propio mausoleo. Finalizó la obra y 20 meses después falleció, en 1924. ¿Irónico, verdad?

IMAGINACIÓN AL PODER

Ferdinand nunca salió de su pueblo, tan solo los km que debía recorrer para hacer el reparto diario. Entonces, ¿de dónde sacaba las ideas para plasmar en su exótica obra? Sencillamente, debemos suponer que se inspiraba en las imágenes de las postales y revistas que repartía.

Los tres gigantes: César, Vercingétorix y Archimède.

Los muros exteriores son un potpurrí de diversos estilos arquitectónicos y los materiales utilizados fueron piedras de forma curiosa, fósiles y arena amalgamados con cemento. Los pasillos interiores del edificio están adornados con esculturas, relieves y grabados de poemas y frases del propio Ferdinand.

Palmera realizada con caracolas y conchas.

Galería .

Relieve de un oso dentro de la galería.

Relieve de un elefante dentro de la galería.

Fachada oeste.

Gárgola.

En la actualidad el palacio pertenece a la villa de Hautèrive y de vez en cuando lo utilizan como escenario para veladas musicales y durante el verano se organizan espectáculos de luz y sonido en honor a su autor.

Nido de pelícanos.

Chimeneas de oriente.

No creo que la visita a este palacio, ideal o no, deje indiferente a nadie. Es toda una experiencia sumergirse en este edificio de sueños y formas que nos lleva de viaje con la mente y el espíritu a lugares extraños. Leer de tanto en tanto algún poema o frase aleccionadora de Ferdinand, o sucumbir ante los tres gigantes hacen de esta una visita tentadora.

INFORMACIÓN DE VIAJE:
http://www.facteurcheval.com/

camping Château