24/02/2015

VISITA RELÁMPAGO A ÉVORA

Está considerada como una de las ciudades más bellas de Portugal. Rodeada de murallas desde la época romana y declarada Patrimonio de la Humanidad, conserva aún hoy ese sabor árabe en sus estrechas y empedradas callejuelas,  con arcos aquí y allá entre casas de un blanco resplandeciente. Esta ciudad es celosa guardiana de su rico pasado, ya que es dueña de numerosos palacios medievales y renacentistas. Descubrirla fue un placer.

Al ser una ciudad tan monumental echamos mano de una vieja guía de viajes que llevamos en la furgo (La guía Verde de Portugal, edición 2004) y hacemos una selección de lo que nos gustaría ver:

Casco amurallado:

1. Catedral Santa María (románico-gótica): Sé
2. Templo romano de Diana (S.II-III) y Convento dos Loios.
3. Praça do Giraldo (El omblígo de Évora
4. Rua 5 de Octubro (Calle comercial)
5. Largo y Porta de Moura.
6. Casa Soure, y Casa de García de Resende.
7. Jardín Público.
8. Largo e iglesia de Nossa Senhora da Graça.
9. Igreja de Sao Francisco y Capela dos Ossos (Capilla de los huesos)

*En los alrededores: Conjuntos megalíticos: menhir de Almendres y cromlech de Almendres.

MAPA DEL RECORRIDO

DÍA 1: CALLEJEAMOS

Llegamos hacia la hora de comer y aparcamos justo delante de las murallas en el furgoperfecto de Évora.

Furgoperfecto de Évora: parking y pernocta

Coordenadas: N 38º 34’2.2″  W 7º 54′ 22.2″

Aprovechamos el final de la tarde, cuando el calor afloja, para comenzar con nuestra visita. Tomamos en cuenta un recorrido marcado que recomienda la Guía Michelín.

Comenzamos por El Jardíon público,Lleno de árboles, bancos y … Sombra! Donde uno puede descansar del calor en los agotadores y caluroso días de verano. Aunque a simple vista se nos presenta como un jardín más repleto de llamativos pavos reales, es parte del palacio del rey Manuel (S. XVI) con muchas reformas a sus espaldas y que conserva restos de otro palacio con elementos arquitectónicos mudéjar.

Fuentes, haberlas  haylas

Caminamos y pasamos por el Largo da Graça hasta llegar hasta Nossa Senhora da graça, una iglesia de estilo renacentista que posee una gran fachada de granito del S.XVI y en lo alto unos gigantes soportan el peso de unos globos terrestres.¿Serán la representación del antiguo Atlas?

Continuamos siempre cuesta arriba y llegamos hasta Casa Cordovil, Casa Soure y Casa de García Resende, esta última donde vivió el humanista García Resende.

Subimos más y más entre estrechas callejuelas hasta llegar a una agradable plaza donde se encuentra frente a frente el Convento dos Loios y El templo Romano.

Calles con encanto no le faltan.

Templo de Diana y Convento dos Loios.

El templo romano es uno de los símbolos de Évora, de estilo corintio y provablemente fuera consagrado a la diosa Diana (de ahí que los jardines que quedan delante se llamen “los jardines de Diana”).Las columnas son de marmol de Estremoz.

Rua 5 de Octubro

Tras tomar una cerveza en el kiosco de los jardines comenzamos a descender por la calle más comercial de Évora: Rua 5 de Octobro, que nos lleva directos hasta el ombligo de la ciudad: la Plaça do Giraldo.

Praça do Giraldo al atardecer.

DÍA 2: VISITA DE TEMPLOS.

Tras desayunar nos dirigimos a realizar la visita que más nos intrigaba del viaje: La iglesia de Sao Francisco y la Capela dos ossos.

La iglesia de Sao Francisco esta de reformas.

Para la Capela dos ossos(capilla de los huesos)hay que pagar entrada, pero merece la pena el espectáculo. En este viaje, una vez más nos acercámos a lo insólito.

La capela dos ossos: fue construida en el S. XVI por un fraile franciscano para hacer reflexionar a sus feligreses sobre lo efímero de la vida. Recopiló la osamenta y los cráneos de 5000 personas para cubrir los muros y pilares de la capilla. En la entrada hay una inscripción que dice: ” Nosotros los huesos que estamos aquí, esperamos los vuestros”

Pared de la capilla recubierta de huesos.

La visita a esta capilla, ciertamente nos impactó mucho, nos hizo reflexionar y aferrarnos una vez más al tan renombrado “ Carpe diem”. Todo esto demuestra que el fraile que la construyó sabía lo que se hacía.

Después visitamos la Sé (catedral). Hay varias combinaciones para la visita, nosotros optamos por visitar el interior de la catedral y el claustro, los museos sacros no nos van.

En el interior de la catedral hay que fijarse en su preciosa cúpula octogonal.

Claustro de la catedral de Évora.

Comemos en la cafetería de la catedral un plato cada uno al módico precio de 4’50€ el plato. Muy recomendable y por el precio… ¡Ni encender la cocina!

Por la tarde el calor aprieta y no aguantamos más así que nos metemos en las piscinas municipales a refrescarnos.Después, cuando baja el sol, nos dirigimos hacia las afueras, unos 13km al oeste para visitar el recinto megalítico de Los Almendres. Es el mayor conjunto de menhires de la península ibérica y el monumento megalítico europeo más antiguo(V milenio a.C)

Menhir des almendres

Pasamos la noche en el Intermarché de Évora:

Intermarché de Évora: Servicio para autocaravanas: vaciado, potty y agua potable…

Coordenadas: N 38º 52′ 39″ W 7º 10′ 06″

*Atención porque hay que pedir las llaves para acceder a la llave de paso del agua en la tienda KIABI.

Información de viaje:

http://www2.cm-evora.pt/guiaturistico/recorrido.htm

 

http://www.guiarepsol.com/es/turismo/localidades/7899-evora/

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...