7/07/2019

RUTA DE LA ARQUITECTURA DE MADERA

La ruta de la arquitectura de madera nos lleva a admirar una variada y rica cultura en la construcción y la decoración de edificios empleando la madera, heredada de la amalgama de pueblos que moraron durante siglos en esta zona del sur de Polonia. Casas pintadas y decoradas con motivos florales, iglesias de madera, cabañas montañesas con tejas de madera…. Si sois curiosos y como a nosotros os gusta saliros de las rutas típicas, seguid este hilo porque os va a encantar. Ruteamos por la región de Malopolska, “La Pequeña Polonia”.

Mapa de nuestra ruta

 

ZALIPIE, EL PUEBLO DE LAS CASAS PINTADAS

Casas pintadas, Zalipie, Polonia

Típica casa pintada de zalipie

Zalipie, a unos 35 km de Tarnow, es un pequeño pueblo que desde hace casi un siglo se presenta como centro de pintura popular. Todo comenzó cuando sus habitantes empezaron a decorar las casas por dentro y por fuera con alegres y coloridos motivos florales. Felicja Culirowa fue la pintora más celebre, de la cual se conserva hoy en día un museo, aunque nosotros no lo visitamos.

En realidad Zalipie nos pareció un precioso “museo al aire libre” donde realizamos un recorrido en furgo para ir viendo y parando a sacar fotos frente a las casas que más nos gustaron.

No hay que perderse el “Malerek”, una especie de area de descanso, con jardín, area de juegos y unos bancos cubiertos para almorzar. Allí mismo se encuentra la escuela del pueblo, también pintada con florecitas… ¡Hasta la estación de bomberos estaba decorada!

En nuestra breve ruta por Zalipie pudimos además conocer a Danota, una artista local que nos invitó a su casa y nos mostró sus pinturas sobre telas, objetos del caserío, piezas de cerámica…Toda una artista que ha sido premiada y reconocida por sus trabajos. Fue genial disfrutar de su hospitalidad por un rato.

Zalipie resultó ser una visita muy curiosa, conocer este pequeño pueblo entregado a la expresión artística de esta manera nos impresionó.

 

Parking en Zalipie (junto a la iglesia):

N50º 13’ 45.1” E20º 51’ 41.8”

 

EL MUSEO DE ARQUITECTURA TRADICIONAL DE SANOK

Museo de arquitectura tradicional, Sanok, Polonia

Plaza del museo de arquitectura tradicional de Sanok

 

Este Skansen, museo etnográfico al aire libre , es uno de los más grandes de Polonia.en él se pueden admirar reproducciones de edificios históricos y pertenecientes a la cultura de los boycos y los lemkos, antiguos pobladores del sur de la actual Polonia.

Museo de arquitectura tradicional, Sanok, Polonia

 

Visitamos algunas casas por dentro, donde vemos que están decoradas como antaño. Otras, albergan exposiciones o talleres de artesanos que venden sus obras. Nos gustó, en especial la granja y su gran plaza (Rynek). Delante tiene un aparcamiento gratuito, y pegado un camping, aunque nosotros nos instalamos en el camping Diabla Gora, a unos 10km del lugar, porque tiene todos los servicios (ya nos tocaba lavar y secar ropa…) muy bien de precio y un dueño muy simpático.

 

Camping Diabla Gora:

N49º 36’ 41” E22º 17’ 1.60”

 

LA INCREÍBLE RUTA DE LAS IGLESIAS DE MADERA

Los Cárpatos están plagados de pequeños templos en forma de iglesia de madera, pero cuidado porque unos son greco-católicos (ortodoxas), los llamados Cerkiew, edificios con torres bulbosas; y los otros son católico-romanos, los llamados Kosciól, con tejados a dos aguas y una torreta. Muchos de estos edificios se encuentran en la llamada Ruta de la Arquitectura de madera, en Malapolska incluso exíste un itinerario para realizar en vehículo indicado mediante carteles de color marrón. Nosotros nos animamos y llevados por la curiosidad realizamos nuestra propia ruta, donde además hemos procurado incluir todas las iglesias Patrimonio de la Humanidad que nos pillaban por el camino. Ah! Y que sepais que no somos ni católicos ni protestantes, pero en este viaje a ver iglesias no nos gana ni Cristo 🙂

 

1.-Kosciól de Blizne

Ruta de iglesias de madera, Kosciól de Blizne, Ruta de la arquitectura de madera

 

2.-Kosciól de Haczów

Ruta de las iglesias de madera, Kosciól de Haczów, Ruta de la arquitectura de madera

 

3.-Iglesia de S. Miguel Arcángel en Binarowa (kosciól)

Es la iglesia más grande, antigua y valiosa de toda esta ruta. Se construyó hacia el 1500. Lo que más nos llamó la atención fueron las 21 escenas de la Pasión de Cristo que decoran el previterio.

 Kosciól Ssn Miguel Arcángel, Binarowa,Ruta de la arquitectura de madera

 Kosciól Ssn Miguel Arcángel, Binarowa,Ruta de la arquitectura de madera

 

4.-Iglesia de los santos Felipe y Santiago en Sekowa (Kosciól)

 Kosciól Santos Felipe y Santiago, Sekowa, Ruta de la arquitectura de madera

También es conococida como la iglesia de Sekowa. Data de 1520, fue destruída y saqueada durante la Segunda Guerra Mundial y está en gran parte reconstruída. En nuestra opinión lo más bonito es abservarla por fuera y fijarse en la forma picuda del gran tejado.

Parking amplio con baños y bancos para comer.

Coordenadas: N49º 37’ 53.7” E 21º 11’ 12.1”

Otra opción para pernoctar es la cercana area de AC

 

5.-Iglesia de la Madre de Dios en Owczary (Cerkiew)

Cerkiew Madre de Dios, Owczary, Ruta de la arquitectura de madera

Cerkiew Madre de Dios, Owczary, Ruta de la arquitectura de madera

Aunque ésta es una de las más modernas,data del siglo XVII, no hay que perderse su interior, completamente cubierto con policromías de vegetales. No resultó apenas dañada en la Segunda Guerra Mundial, por lo que es interesante tanto su interior como su exterior.

Coordenadas del parking: N49º 35’ 19.5” E21º 11’ 27.4”

 

6.-Iglesia de la Santa Paraskeva de los Balcanes en Kwiaton (Cerkiew)

Cerkiew Santa Paraskeva de los Balcanes, Kwiaton, Polonia

Cerkiew Santa Paraskeva de los Balcanes, Kwiaton, Polonia

Es una iglesia que data del siglo XVII y es impresionante tanto por fuera como por dentro. Lo cierto es que llegamos pasadas las 18h y estaba cerrada, pero el hombre que la custodia y la enseña al vernos nos la abrió para que pudieramos admirarla. Toda una suerte. Entrar y quedarse un rato con la boca abierta fue todo lo que se nos ocurrio en un primer momento. La lámpara central, las policromías de los techos…Es una maravilla.

Coodenadas del parking: N49º 30’ 5.9” E21º 1.0’ 23.9”

 

7.-Iglesia de San Miguel Arcángel en Brunary (Cerkiew)

Cerkiew San Miguel Arcángel, Brunary, Polonia

Es de las más modernas, data del siglo XVIII y de entrada se diferencia por combinar la madera oscura, casi negra, con las torres bulbosas de color blanco. El interior está completamente cubierto de policromías vegetales de finales del siglo XIX.

Coordenadas del parking: N49º 32’ 3.4” E21º 1’ 57.0”

 

8.-Iglesia de Santiago el Menor en Powróznik (Cerkiew)

 Cerkiew Santiago el Menor, Powróznik, Polonia

Es una de las más antiguas, de principios del siglo XVII. Fue una pena no poder verla por dentro, estaban en misa y no queríamos molestar. Nos encanto el entorno, y las figurillas de madera que representaban a ambos lados de la puerta de entrada a María y José. Un detalle muy original.

Coordenadas del parking: N49º 22’ 11.2” E20º 57’ 0.8”

¿Quiénes construyeron estas maravillas? Los Lemkos, antiguos habitantes de los Cárpatos (hoy día apenas están representados en esta zona). Tras la Segunda Guerra Mundial quisieron fundir este pueblo dentro de la gran Polonia, pero los Lemkos eran un pueblo de arraigadas costumbres y se resistian a la asimilación. Finalmente, en el año 1947 mediante una operanción militar llamada La Acción del Vístula unos 200 mil lemkos fueron sacados de sus hogares y dispersados por otras zonas de Polonia, consiguiendo así su disolución en el mapa Polaco. Aquí quedaron sus iglesias como tesoros sin dueño.

¿Cuándo pueden verse? En verano abren hasta las 18 horas y todas son gratuitas. Suelen ser enseñadas y custodiadas por personas que viven junto a las iglesias.

Alguno pensará que teminamos con un empacho de iglesias, pero la verdad es que cada una tenía su peculiaridad y siempre llegábamos a sus puertas esperando encontrar algo que nos sorprendiera.

 

LAS GARGANTAS DE DUNAJEC SOBRE BALSAS DE MADERA

Gargantas del río Dunajec, Polonia

Descenso de rafting por las gargantas del río Dunajec

En la frontera entre Polonia y Eslovaquia se encuentra el Parque Nacional de los Montes Pieninos, Pieniny en polaco. Es un magnífico paisaje montañoso que se ve atravesado por el río Dunajec, que en un tramo forma una bonita garganta que llega a alcanzar los 300m. Esta zona además de ofrecer excursiones muy atractivas también suele ser visitada a través del río, por lo general en balsas gobernadas por balseros vestidos con los trajes regionales.

Gargantas del río Dunajec, Polonia

Sí ya sé que el título dice “sobre balsas de madera” y eso es el descenso típico que acostumbra a realizarse por este río, pero las tormentas y las fuertes lluvias de los días anteriores a nuestra llegada hicieron que el río llevara el agua con tanta fuerza que lo ideal fue un descenso de rafting en familia. Tuvimos suerte, lo contratamos al momento y pudimos hacerlo en el día con Dunajec Raftingand kayaking Rivent-Sports:

 

Fue una experiencia muy chula, de esas que te quedan para el recuerdo y sino mirad nuestras imágenes!

 

LOS IMPONENTES CASTILLO DE NIEDZICA Y CZORSZTYN

Son dos castillos medievales que aparecen a los pies de los montes Pieniny, asomados al lago Czorsztynskie como si a un espejo lo harían. Dicen de ellos que forman uno de los rincones más encantadores del sur de Polonia.

Mientras que el castillo de Czorsztyn es una ruina a la que apenas le dedicamos una mirada, el de Niedzica que mira altivo y coqueto desde la otra orilla se lleva todas nuestros giños. El lugar desde el que se toma la fota más conocida se encuentra subiendo una retaila de escaleras, previo pago, hasta alcanzar la parte superior de la presa del río Dunajec. Nosotros llegamos al atardecer, así que ya no pagamos entrada, pero las fotos salieron a contraluz 🙁 De todo modos caminando pueblo adelante se pueden tomar otras perspertivas del castillo.

Parking para el mirador (de pago/al atardecer gratuito):

N49º 25’ 1.1” E20º 19’ 16.0”

 

ZAKOPANE Y LOS MONTES TATRAS

Montes Tatras, Furgobidaiak, Polonia en furgo

 

Zakopane, acurrucado a los pies de los montes Tatras, es una de las estaciones de montaña más conocida de Polonia. En invierno para disfrutar del esquí y en verano del senderismo, ya que desde allí se pueden realizar muchas rutas. Los valles de su entorno son muy pintorescos llenos de bosques, uno de los más bonitos y conocidos es Dolina Strazyska. Nosotros sin embargo teníamos ganas de subir y ver los picos desde cerca y para ello hay dos opciones:

tomar el funicular que sube al monte Gubalóka (1298m) y comunica con el centro de Zakopane. La otra opción, la nuestra, es tomar un teleférico (dos seguidos)para subir a la cima del monte Kasprowy Wierch, a unos 1985m de altura. Los aparcamientos para llegar hasta la entrada del teleférico se encuentran a cierta distancia y hay que recorrerla andando, así que hay que pagar parking para el día y coger las entradas. Nosotros no habíamos decidido de atemano subir a ese monte, por eso no lo hicimos, pero recomendamos coger las entradas por internet y a ser posible no subir en fin de semana porque allí se junta una marabunta.

Montes Tatras, Furgobidaiak, Polonia en furgo

 

Ya en la cima hay varias excursiones bien indicadas, una de las más bonitas es la que llega hasta los lagos. Arriba hay servicio de restaurante, baños etc, aunque a nosotros nos encantó comer unos bocatas furgoneteros durante nuestro paseo, que este día acabó en tormenta.

Montes Tatras, Furgobidaiak, Polonia en furgo

Además de las actividades al aire libre Zakopane es muy conocida por la belleza de sus casas de montaña de madera, construídas a finales del siglo XIX y principios del XX. Muchas son hoy hoteles que acogen a viajeros. Todo comenzó cuando el arquitecto Stanislaw Witkiewicz construyó una magnífica casa, Villa Koliba, en esta zona. Enseguida pintores,escritores, poetas…Se sumaron convirtiéndose en un estilo propio. Hoy día Villa Kolina alberga el Museo del Estilo Zakopane.

Tumbas de madera en el cementerio de Zakopane

 

Nosotros os recomendamos pasear, admirar las casas en un bonito paseo, deteneros en el mercado y comprar un Syrek z Grilla, unas rodajas de queso de la zona calentados al grill y acompañados de Zurawina, mermelada de grosellas. Podréis verlos en las decenas de puestos que están instalados en el mercado. Por último, no olvidéis visitar el cementerio, porque el viejo cementerio de Zakopane guarda uno de los conjuntos de tumbas de madera más espectaculares de Polonia.

Un punto y final ideal para esta particular ruta de la arquitectura de madera ¿No os parece?. Pero continuamos en ruta sin abandonar la bella región de Malopolska, al sur de Polonia, porque nos vamos a descubrir Cracovia…, entre sal y heridas. ¿Vienes?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...