2/08/2018

POLONIA EN FURGO: FASCINANTE

¿POR QUÉ POLONIA?

Nunca antes nos habíamos fijado en este país, pero una visita a la Feria Internacional de Turismo, FITUR, nos abrió los ojos. Salimos de allí cargados de información sobre parques naturales, lugares Patrimonio de la Humanidad, ciudades  con encanto, monumentos históricos y una oferta gastronómica al alcance de cualquier bolsillo que nos terminó de convencer.

 

Polonia en furgo- FurgoBidaiak

Parte del material utilizado para preparar el viaje a Polonia

 

Nuestra ruta por el país ha durado 33 días recorriendo 8.200 km en furgoneta.  Hemos visitado 7 parques nacionales, unas veces pedaleando, otras caminando, en kayak o descendiendo en rafting por los ríos. Llenamos la furgo de arena en la costa del Báltico, nos maravillamos antes la belleza de los pueblos dominados por los teutones, visitamos la cara oculta de Maloposka y también la Polonia de sal y heridas, donde aún quedan cicatrices de una guerra para la memoria.  Incluso  nos perdimos por las calles de Varsovia ,  pero sobre todo comimos y bebimos como polacos.

 

NUESTRAS RUTAS

Hemos querido traer hasta el blog toda esta aventura que encontrareis dividida en varias publicaciones. Quizá os apetezca el norte, quizá el sur, tal vez solo las ciudades o los parques naturales… Nosotros hemos dado nombre a las rutas, agrupando las visitas en función de alguna temática. Así podréis encontrar  y leer:

1.-Ruta Báltica: entre dunas, bosque y mar

2.-Ruta de los caballeros Teutónicos

3.- Ruta de los grandes  lagos.

4.- Bielowieza : tras los pasos del bisonte europeo.

5.- Varsovia a nuestro aire.

6.- Malopolska: su cara desconocida

7.-Ruta de la arquitectura de madera

8.-Viaje a Cracovia, entre sal y heridas.

9.-La Baja Silesia: el secreto mejor guardado

 

Wrokla- polonia en furgo- furgobidaiak

Rynek (plaza principal) de Wrokla

POLONIA ATRAVÉS DE NUESTROS OJOS…

Conducción: Nos consta que los polacos y las polacas son gente muy maja y simpática, pero al igual que pasa en otros países europeos, al volante se transforman. En general  podemos encontrarnos con adelantamientos  temerarios y giros bruscos. Además pasan peinando a los ciclistas y rara vez paran ante un paso  de peatones. Muy a nuestro pesar, los ingleses son de entre todos los vecinos europeos que hemos visitado los más educados al volante.

Los tramos de autopista son muy asequibles, aunque nosotros no cogimos muchas. También tenemos que decir que por las carreteras secundarias, entre pueblos, se viaja muy cómodamente; sin demasiado tráfico y disfrutando del paisaje, si es que no encontramos tramos de obras, entonces la cosa se complica y el tiempo se escurre 🙁

Ahh! Y no olvideis llevar las luces puestas siempre, de día y de noche.

Moneda y precios

El Euro, se cambiaba sobre 4PNL, Zlotys polacos,  en el momento de nuestro viaje y para ello había que dirigirse a las casas de cambio anunciadas con el nombre Kantor. En general sale muy barato todo para el bosillo, veamos:

Los precios de los parkings: en general nos ha sorprendido que no se pague por aparcar en casi ningún lugar, exceptuando las ciudades grandes y algunos monumentos de mucho renombre. La  tarifa de aparcamiento salía a 1€/ 4horas más o menos,  en los lugares en los que había que pagar.

Los precio de la cesta de la compra: llenar la cesta de la compra es notablemente más barato en Polonia que en casa. El supermercado Biedronka  era un super que estaba bastante bien, con productos locales para ir probando lo que nos gustaba. Los jamones, las salchichas polacas Kielbasa, los pescados marinados con cebolla, los yogures y quesos, las cervezas…Hay muchos productos que conquistaron nuestro paladar y llegaron a la furgo.

El precio de las entradas: nos sorprendió muchísimo  comprobar que muchas entradas a monumentos costaban  apenas 5 zloty, es decir, 1€  ypico, más o menos. Nos gusta esa idea de que la cultura y la historia esté al alcance de cualquier bolsillo, así debería de ser en todos los lugares. Además, ésto ha ayudado a que el presupuesto del viaje se reduzca considerablemente, ya que a nosotros nos gusta disfrutar de la naturaleza, pero también de la cultura del país que visitamos y ya se sabe, las entradas para tres personas suman y suman.

El precio de las comidas en restaurantes: ya hemos confesado que comimos y bebimos como polacos. Las comidas o cenas, de un plato consistente (carne, patatas, con ensalada o verduras) + cervezas de medio litro y agua para el niño salían a una media de 25€ en restaurantes que intuíamos por el decorado y los manteles no eran precisamente los más baratos allí. En alguna ocasión comimos por 15€ los tres, en un” bar de leche” polaco…pero si quereis saber que narices es eso tendreis que leer nuestra visita a Varsovia 😉

Gastronomía: éste es un punto a favor de Polonia y el viaje. La gastronomía polaca es muy fácil de asimilar. Cuentan con embutidos muy buenos, salchichas propias, llamadas kielbasa. También son muy típicas las sopas, zupy, algunas muy consistentes con carne y salchichas dentro y otras frías con remolacha.Allí se estila el agua con gas, cosa bastante poco común para nosotros, así que si no os gustan las burbujitas aprenderos las palabras mágicas : “woda niegazovana”.  Los quesos es algo que aconsejamos probar por todo el país y lo mejor es comprarlo en los mercados de los pueblos, al igual que las cervezas artesanas, todas buenísimas. El queso ahumado y asado oscypek de la zona de los Tatras es uno de los que más nos gustaron. Los postres son muy calóricos y emplean mucha nata y frutos rojos como la frambuesa (malina) y las grosellas (zurawina). Las tartas que más nos gustaron fueron la de manzana ( szarlotka), y la de queso (Ser) Aquí no podemos contar todo…Lo mejor es que lo probéis vosotros mismos 😉

 

 

Camping y pernotas: Pernoctar por libre en Polonia es muy natural y en ningún momento nos han reclamado.  En algunos parques naturales incluso nos permitieron quedarnos en el parking a pasar la noche y es genial, porque todos tienen mesas y bancos de madera sotechados. Los campings por su parte, en general tienen todos los servicios que necesitan las camper, agua caliente siempre y precios mucho más bajos que lo que hemos encontrado en el resto de Europa. Hemos pagado dependiendo de la zona entre 13€ y 25€ durante el mes de julio. Podéis encontrarlos todos en la dirección de la Federación polaca de camping

Nuestros amigos los mosquitos: vayas donde vayas en Polonia hay mosquitos: en las zonas de costa, los ríos, los lagos y los extensos bosques polacos habitan  mosquitos, de eso no hay duda. Aunque con una buena cantidad de loción antimosquitos podremos mantenerlos a raya por un rato,  no os hagais ilusiones, porque si os despistais os picarán sin piedad. Estad siempre en guardia, porque cuando no pican los mosquitos, pican los tábanos, que son peores, y como dice la canción, “Unos pican en la cara y otros pican en el cu…”

Parking- PN Slowinski- Polonia

Parking en el PN Slowinski

 

Idioma

Aún nos encontramos con muchos lugares turísticos que no ofrecen un segundo idioma, sólo polaco, así que llevad una buena guía si queréis enteraros de lo que estáis viendo. Muchas personas mayores conocen y hablan alemán, para nosotros fue la única opción de comunicarnos en muchas ocasiones. En las ciudades grandes encontrareis que los jóvenes hablan inglés, pero fuera de allí sólo polaco.  Pudímos comprobar que el polaco es un idioma eslavo bastante más difícil que el esloveno. Aun así, aprendimos a saludar, despedirnos, dar las gracias, pedir la cuenta y cosa importante, una cerveza de cañero: “jedem zimne piwo” 🙂

 

Slowinski Park narodowy-furgobidaiak-Polonia

Carteles de aviso de restricción en las dunas del PN Slowinski

 

Polonia nos ha parecido un país increíble, donde la gente da la impresión de  vivir bien. Tiene  grandes espacios naturales para disfrutar de una gran variedad de actividades al aire libre y parques naturales de gran belleza super protegidos. Un país limpio donde no hemos visto un papel por el suelo, con lugares de esparcimiento muy bien preparados con mesas de madera sotechadas,  barbacoas, hogares…Un país de una gran fe religiosa, celoso guardián de su memoria y sus costumbres, algo admirable. Hemos regresado impresionados y enamorados de Polonia  y  esa emoción es la que queremos compartir aquí. Ahora… ¿Os animáis a ir a Polonia en furgo?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

2 respuestas a “POLONIA EN FURGO: FASCINANTE”

  1. Loli dice:

    ¡Uf! Si ya tenía ganas de ir a Polonia con la furgo, vuestro post no ha hecho más que incrementarlas. No me perderé ninguno de vuestros post. A ver si nos animamos un año de estos.

    • Hola familia! Pues sí, Polonia es fascinante, uno de esos paises que, a nuestro parecer, queda eclipsado por el “Gran viaje a Noruega”… Un abrazo y gracias por la visita! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...