7/01/2017

UN PASEO POR LA BELLA LJUBLJANA

Ljubljana, “la amada” en lengua eslava, es una capital “de bolsillo”, de esas que puedes descubrir prácticamente en un día. Siendo una de las ciudades más verdes de Europa y con el centro absolutamente peatonal, un paseo en familia es el mejor modo de descubrir los encantos de la capital eslovena. ¿Empezamos?

PASEAR A ORILLAS DEL RÍO

LJUBILJANA

El río Ljubljanica divide la ciudad en dos animadas orillas a las que cafés y restaurantes se asoman con sendas terrazas. Pasear y disfrutar del ambiente callejero, tomar un helado o sentarse en una terraza y dejarse llevar por el dolce far niente es todo un placer.

 

PRESERNOV TRG

Presernov Plaza Puentre Triple Ljubljana Eslovenia

Vistas del puente Triple con la Plaza Presernov al fondo.

Es la plaza más emblemática y centro neurálgico de la ciudad ya que en este punto es donde confluyen el centro y el casco antiguo. Aquí se encuentra la Catedral San Nicolas, fácilmente reconocible por su fachada roja y, atentos porque sus puertas de bronce son algo espectacular. En medio de la plaza, se alza la estatua de France Preseren, gran poeta romántico del siglo XIX que fue el primero en escribir en esloveno.

 

CASA HAUPTMAN y BIBLIOTECA NACIONAL

 Biblioteca Nacional Ljubljana Eslovenia

Biblioteca Nacional

Ambos son edificios modernistas realizados por el gran arquitecto Joze Plecnik, hijo de esta villa, que además llevó a cabo una gran remodelación de la ciudad a principios del siglo XX. A él le corresponden también el puente Triple y la columnata del Mercado Central, entre otras muchas obras.

eslovenia-y-hungria-371

Casa  Hauptman

 

PUENTE COBBLER y PUENTE TRIPLE

Puente Cobbler Ljubljana Eslovenia

Embarcación turística pasando bajo el puente Cobbler.

Ambos fueron retocados por Joze Plecnik. Nos resultaron llamativos, como si nos transportaran a otro lugar: el puente Cobbler, con unas altas columnas que lo flanquean, nos recordó a la antigua Grecia; el Triple puente, por su parte, nos transportó a la ciudad de Venecia. ¿Cómo lo veis?

 

MERCADO CENTRAL, PESCADERÍA Y LONJA

Mercado Central Jubljana Eslovenia

Mercado Central, plazaVodnikov.

El enorme mercado al aire libre situado en la Vodnikov Trg, además de tener un gran interés arquitectónico, es un lugar lleno de vida, con coquetos y coloridos puestos de miel, queso, frutas y verduras donde podemos aprovechar a mezclarnos con los lugareños para comprar algo de fruta y almorzar.

collages3

 

Debajo, en el mercado cubierto, encontramos la lonja y pescadería. Huelga decir, que siendo amantes del producto fresco y local no se nos iba a escapar comprar algo para cenar en la furgo… ¿Qué tal unas skanpi (gambas) para hacer a la plancha?

eslovenia-y-hungria-374

 

PUENTE DEL DRAGÓN

eslovenia-y-hungria-379
Por supuesto, no íbamos a perdernos en nuestro paseo por la ciudad visitar el emblemático puente del dragón. Es una de las partes que más gusta a los niños y que nos llevó una buena sesión de fotos. Eso sí, paciencia, porque todo el mundo quiere su foto con el dragón; símbolo de la ciudad.

 

FUNICULAR Y VISITA AL CASTILLO

eslovenia-y-hungria-387

Patio de armas del castillo de Ljubljana

Otra vez complacemos a los más pequeños y cogemos el funicular que sale del casco antiguo para subir al castillo. Montar y subir 70m en este tipo de transporte triunfa entre los niños, así que en lugar de subir andando, que ya se les hace algo pesado, les damos el gusto. El castillo, a pesar de ser uno de los mejor conservados de Eslovenia, no cuenta más que con un par de salas de exposiciones.

eslovenia-y-hungria-385-copia

Lo que no hay que perderse son las vistas desde la atalaya y sobre todo, el animado ambiente que se respira en su patio de armas, donde  además de saludar al “dragón del castillo” podemos encontrar uno de los mejores restaurantes de la ciudad: Gostilna na Gradu, comer allí tiene que ser la caña; dicen que preparan recetas antiguas y utilizan solo materia prima eslovena. Nosotros no lo probamos… Pero puede ser una buena excusa para regresar.

 

COMER EN EL MERCADO CUBIERTO

restaurante Ribca Ljubljana Eslovenia

Plato de pescado frito del restaurante Ribca

Comer en el restaurante Ribca es otra opción que se nos antojaba muy apetecible y al final se cumplió. Es un local informal que se encuentra en los sótanos del mercado cubierto, junto a la lonja y, es un lugar ideal si se quiere comer pescado fresco a buen precio. Sentados a la mesa se ven desfilar hacia la cocina las cajas que provienen de la pescadería. No hay que perderse sus calamares y anchoas fritas servidos con una salsa tipo tártara… ¡Para chuparse los dedos!

 

TOMAR EL CAFÉ Y LOS POSTRES EN EL CASCO ANTIGUO:

eslovenia-y-hungria-396
En el margen derecho del río (al este de la ciudad) se encuentra el Stare Mesto o casco antiguo. Es el barrio más antiguo de la ciudad, ideal para terminar la tarde paseando y admirando sus edificios barrocos; pero también para tomar un café con un postre típico esloveno.

eslovenia-y-hungria-402

Kremna Rezina (izqu), Prekmurska Gibanika (derch)

El restaurante Marley and Me es un lugar que podría pasar desapercibido; un local de reducidas dimensiones pero con unos platos y unos postres que quitan el hipo. Un Kremna Rezina y un Prekmurska gibanika fueron el premio ideal a esta estupenda jornada por Ljubljana.

 

UN + DE CURIOSIDAD

Terraza Neboticnik Ljubljana

Terraza Neboticnik

Si buscais un lugar alternativo a la visita al castillo sin renunciar a las maravillosas vistas, subid al rascacielos de Liubliana, Ljubljanski Neboticnik, situado en la Cankarjeva cesta nº 4.  Tiene 70 metros de altura así que al asomaros a su terraza del último piso os quedareis embelesados. ¡Tiene una vista panorámica de la ciudad impresionante!

 

INFORMACION DE VIAJE:

Parking de pago a un paso del centro: 3’60 €/ h

Dirección: 8 Emonska cesta

GPS: N 46.04680º      E 14.50240º

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...