22/06/2017

NAUTILUS, NUESTRA FURGONETA

Nautilus,  nuestra furgoneta, no es una furgo cualquiera; está llena de ideas prácticas y espacios  con un aprovechamiento ingenioso. Además,  es imposible contar algo sobre ella sin contar la historia de nuestra familia… Os presentamos a Nautilus, una auténtica Furgokaravaning.

Cuando nació nuestro hijo compramos nuestra primera furgoneta, una Mercedes Marco Polo. Se la compramos a una empresa que se dedicaba a traerlas de Alemania y viajamos con ella tan solo un par de años. Lo cierto es que fuimos muy ingenuos, nos engañaron, digamos… que la furgoneta no estaba en las condiciones que nos dijeron cuando la compramos. Nos gastamos lo indecible en ella, por eso incluso valoramos quedárnosla, aunque finalmente no fue así.

¿Qué nos impulsó al cambio? En esta familia todos somos grandes y eso, en este caso, supone una gran desventaja; la altura del padre siempre había sido un inconveniente para dormir cómodamente en la Marco Polo y según crecía el niño comenzamos a sentir que nos faltaba espacio.

 

 Furgoneta Marco Polo FurgoBidaiak

Nuestra antigua Marco Polo.

 

¿Autocaravana o furgoneta?

Desde el principio pensamos en algo que nos proporcionara el espacio que nos faltaba y a la vez contara con los servicios de una autocaravana: camas, cocina, frigo, ducha, baño… Pero sin perder la libertad de movimiento para aparcar incluso en grandes ciudades, o para llegar a todos esos lugares recónditos donde tanto nos gusta perdernos… Sin duda tenemos alma de furgoneteros.

 

Nautilus, nuestra furgo en las gargantas de Dades, Marruecos

Nautilus  en las gargantas de Dades, Marruecos.

 

Enseguida comenzamos con nuestra labor de investigación para ponernos al día en las últimas novedades del mercado en vehículos camper. Durante una temporada, leímos revistas del sector, visitamos foros del tema y acudimos a ferias donde se exponían los vehículos y se podían ver in situ todo tipo de equipamientos. Fue en una de esas ferias donde mirando las opciones de una Adria nos dimos cuenta de que ningún modelo salido de fábrica cubriría nuestras necesidades. En ese modelo el padre entraba en la cama, pero no en la ducha ni el baño… Entonces llegamos a la siguiente conclusión: La opción ideal es una furgoneta camperizada.

Tras otra larga labor de investigación, esta vez en Internet, llegamos hasta Furgokaravaning, donde nos enamoramos desde el primer momento de su furgoK (Furgo2000), una furgoneta que lo tiene todo.

 

Furgo 2000- FurgoKaravaning

 

¿Porqué elegimos esta empresa y no otra? Le dimos un valor especial a encontrar un lugar donde se nos escuhara y donde pudieramos tratar directamente con las personas que van a realizar el trabajo, (algo que no siempre ocurre). Además, en Furgokaravaning encontramos a verdaderos artesanos de la camperización, personas entusiastas que trabajan continuamente pensando en cómo optimizar el espacio para hacer de él una casa con ruedas. Realizaron una camperización a la carta examinando nuestras peticiones y sus posibilidades reales.

 

¿Qué tiene Nautilus que no tengan las demás?

Nuestra furgoneta es única porque fue camperizada según nuestros gustos y necesidades. Es una furgoneta que sin aparentar ser nada especial dentro lleva un equipamiento espectacular. Por fuera pasa desapercibida, una Fiat Ducato multijet 130CV L3H2 de color blanco, podría ser de reparto… Lo cierto es que la discreción es una característica a resaltar y puede serlo tanto como uno lo desee.

 

Nautilus, nuestra furgoneta , cristales

Cristales traseros de Nautilus, FurgoK

 

Nautilus es “nuestra otra casa” y nos encanta sentirnos así, como en casa; por eso, en el momento de camperizarla nos pareció importante que tuviera acabados de calidad como los revestimientos de piel náutica y el suelo hidrófugo. Además, gracias a sus nueve capas de aislamiento y el sistema de calefacción hemos podido por fín disfrutar de la nieve y saber lo que se siente cuando el termómetro marca -8ºC en el exterior y dentro cenamos en pijama. ¿Qué os parece?

 

Nautilus, nuestra furgoneta

 

Y ya con el pijama puesto… Nos encanta dormir a pierna suelta, pero ya hemos dicho que teníamos un problema,¿cómo fue solucionado? Rebajando el grosor del habitáculo a ambos lados de la cama, pero sin perder aislamiento. ¿Queréis ver cómo son nuestras camas? Un sistema eléctrico de poleas hace que puedan regularse a la altura deseada o incluso alzarse hasta el techo. ¿Mola, verdad?

 

 

Somos una familia que aprecia la intimidad y enseguida aprobamos colocar estores oscurecedores y mosquiteras en las ventanas, pero… ¿Qué pasa con la intimidad dentro del habitáculo?

Nautilus en eso también es peculiar. Tanto la ducha como el baño son escamoteables, sí, habéis leído bien, se guardan. ¿Cómo? El wc se recoge en un armario y sale hacia fuera pulsando un botón. Para ser sinceros, no teníamos mucha confianza en este sistema, estas cosas eléctricas, ya se sabe… Pero hemos tenido que tragarnos nuestras palabras, porque después de tres años vemos que no falla, es cómodo y funcional (y también gracioso), eso de pulsar y que salga la taza del baño a tu encuentro tiene su cosa.

Por otra parte, el plato de ducha y el lavabo también quedan recogidos tras un gran panel que solo se abre cuando queremos usarlos, por lo que el aprovechamiento del espacio de la furgoneta es brutal. Pero aún no hemos contado todo…

¿Y si queremos ducharnos o ir al baño con absoluta intimidad? Pues el propio panel que guarda la ducha se torna para cerrar y dividir la furgoneta en dos espacios habitables. Es ideal para esos momentos en los que nuestro hijo ya duerme y nosostros podemos charlar y tomar una copita en la parte delantera con toda tranquilidad 🙂

Autonomía. Yes, I like it.

“¿Queréis absoluta autonomía?” Cuando nos plantearon esta pregunta ni siquiera lo habíamos pensado. Absoluta libertad… Por unos instantes escuchamos de fondo la música “Born to be wild”. ¡Claro! ¿Qué se necesita? Dos baterías de 110ah, un buen alternador y una placa solar de 140W. Con este equipamiento  no nos ha vuelto a quitar el sueño dónde engancharnos en nuestros viajes.

Nautilus nuestra furgoneta

Vista de la placa solar.

Como veis Nautilus está hecha para viajar con todo confort, y es que en los viajes no basta con ser buenos pilotos, por eso el sistema de ordenador de abordo con cámara de retroceso integrado en el salpicadero y el sistema de suspensión neumática hicieron, por ejemplo, que no sufrieramos tanto los imprevistos del terreno en nuestro reciente viaje por Marruecos.

Pero las investigaciones avanzan y en el mundo camper las mejoras y las novedades

se suceden en breves espacios de tiempo.

 

¿Queréis saber qué nuevas mejoras incorporan las furgonetas como la nuestra?

Un asistente de cierre en el portón principal (para suavizar el golpe) y la

integración de sillas y mesa dentro del propio vehículo son dos ideas más que hacen

que esta camper sea de lo más funcional.


Hermanas menores

Hace poco pasamos por Furgokaravaning para colocar un toldo a nuestra furgo y pudimos ver las novedades que tenían entre sus campers más pequeñas.De nuevo nos quedamos sorprendidos, sus modelos Mundaka y Elkano nos parecieron muy chulos y muy versátiles. Se nos antojan una acertada manera para todas esas parejas que quieren iniciarse en el mundo camper. Seamos sinceros…¿A quién no le gustaría escaparse con una de estas preciosidades?

 

furgoneta Furgokaravaning

¿Qué nos aporta nuestra furgo, Nautilus?

El escrito en el encabezamiento de nuestro blog de viajes dice que esto se ha convertido en un estilo de vida. Y así es, trabajamos de lunes a viernes para escaparnos el fin de semana. En nuestra furgoneta aprendemos a convivir en familia, porque los viajes son intensas experiencias donde todos los miembros deben adaptarse en unos pocos metros cuadrados, compartiendo y respetándose. Pero lo más grande es sin duda la sensación de  viajar en libertad,  siendo dueños de nuestro tiempo y del destino…

Ahora, ¿Seguimos viajando juntos?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

4 respuestas a “NAUTILUS, NUESTRA FURGONETA”

  1. Buen resumen de una gran furgo. Como usuarios de otra furgokaravaning no podemos estar más de acuerdo en la calidad de su trabajo. Un año después, miles de kilómetros y nuestro gran y exigente viaje a marruecos lo atesoran.

    Hay ocasiones en que elegir bien es más sencillo y ellos lo hacen fácil. Lo mejor de todo, vernos disfrutarla continuamente.

  2. Idoyix dice:

    Kaixo! Acabo de descubrir vuestro blog por un post en mi muro de FB de soloautocaravanas en el que hace referencia a vuestro viaje a Albania. He entrado porque Albania será uno de nuestros futuros destinos y, salseando-salseando en vuestro blog, veo que vuestra furgo es de Furgokaravaning! Después de años viajando con una Kangoo nos dan nuestra Furgokaravaning a mediados de septiembre!!! Me alegra leer que estáis encantados con la furgo y esperamos disfrutarla tanto como vosotros!

    • Kaixo, Idoia! Nos alegramos de que “nos descubrieras” y también de que seamos compis de furgo 😉 Esperamos que sigais visitandonos y leer más sobre vosotros por aquí. Zorionak por la furgo y a disfrutar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...