16/02/2017

ITUREN : DESPERTANDO EL CARNAVAL A GOLPE DE CENCERRO

En el corazón de la comarca de Malerreka, en el norte de Navarra, se encuentra Ituren, un pueblo que llegando los últimos días de enero se transforma para celebrar el carnaval a golpe de cencerro. Es el carnaval de nuestros ancestros. ¡No nos lo podíamos perder!

FurgoBidaiak no ha sido nunca de pluma y brillantina, así que este fin de semana arrancamos la furgo para visitar uno de los carnavales, que junto con los de Lantz, han sido declarados Bien de Interés Cultural en Navarra.

Joareak joaldunak Ituren inauteriak carnaval

Joareak desfilando al son de los cencerros.

Los orígenes de estos carnavales rurales se pierden en el tiempo y además, cuentan con uno de los personajes tradicionales más queridos de la cultura vasca: el “joalduna” que viene a significar: “el que lleva cencerro”; de la unión de las palabras en euskera: joare (cencerro) + sufijo -dun (el que tiene).
Los días más importantes dentro del carnaval de Ituren y Zubieta son el 30 y 31 de enero: El día 30, los habitantes de Ituren recorren los 3 km que los separan de la vecina villa de Zubieta entre el estruendo de los cencerros y llamadas del cuerno; y el día 31, los vecinos de Zubieta les devuelven la visita con otro gran desfile que les lleva hasta la plaza de Ituren.

Sin embargo, para nosotros era imposible asistir un lunes o martes a la celebración y, tras una pequeña labor de investigación en las redes, encontramos otra que realizan el último domingo de enero: “Puska biltze”. ¿Quereis saber cómo lo vivimos?

Ituren ayuntamiento carnaval

Balcón del ayuntamiento de Ituren.

Llegamos a Ituren hacia el medio día, pues el desfile que recorre las calles comienza hacia la 13h. No es fácil aparcar una furgo de 6m en este pueblo, pero al final encontramos un hueco. Nosotros os recomendamos un espacio sin pavimentar que encontramos junto a un pequeño parque, después del puente que atraviesa el río Ezkurra. Está indicado, así que no tiene perdida.
Enseguida llegamos a la plaza donde encontramos el balcón del ayuntamiento decorado con unas cabezas de personajes fantásticos, totalmente carnavalescos. Entramos en el “Herriko ostatua”, bajo los arcos del ayuntamiento, y tomamos lo que en el bar nos sirvieron como pintxo de tortilla (casi un bocadillo) hasta que llegó el momento de salir a disfrutar del carnaval.

Los más pequeños, ataviados con sus trajes, esperaban ya emocionados en la plaza. Enseguida vimos salir por la puerta trasera del consistorio a los adultos, que dieron comienzo al desfile.

 

PASAIA 160-001

 

Primero hicieron un paseo por la plaza del pueblo, y fue allí donde nos dimos cuenta de que esto se celebra en “petit comité”, es decir, que no había más que unos pocos turistas enterados y el pueblo en pleno.

Los “joaldunak” visten enaguas de puntillas, pieles de oveja sobre los hombros o entorno a la cintura, abarcas en los pies, pañuelos de colores al cuello, unos llamativos gorros cónicos llamados “Ttuntturro” y dos grandes cencerros atados a la espalda.

 

Ttuntturro Ituren carnaval

Ttuntturro, ese precioso gorro de cintas de colores.

Tras los joaldunak sale la gente que les acompaña en este alegre desfile, con el estruendo de los cencerros, la llamada del “adarra” –cuerno-, un primitivo instrumento de la cultura vasca que se utilizaba para comunicarse entre valles, y la animada charanga que cierra el río de gente que se ha formado.

 

La verdad es que es un momento que vivimos con mucha emoción, los cencerros retumbando en nuestros oídos y el sonido del cuerno que nos atraviesa y nos transporta a tiempos en los que el hombre era parte de la naturaleza. Esa naturaleza a la que con todo este estruendo se pretende despertar, pues ese es el significado de este carnaval. Despierta madre Naturaleza!
Los joaldunak llegan hasta su primera parada, un caserío en el que les reciben con las puertas abiertas de par en par y les han preparado comida y bebida para reponer fuerzas. Esta es una costumbre que se repite en varias fiestas de la cultura vasca: realizar un recorrido cantando, como en la celebración de Santa Agueda, o bailando, como en Carnavales y parando en las casas y caseríos que ofrecen a los visitantes productos, tales como huevos, pollos o verduras… O una sabrosa merienda. En esto consiste el “Puska biltze”.

Nos lo pasamos genial disfrutando de nuestras tradiciones, en un ambiente rural y con gente cercana, lejos de la brillantina y las plumas. Nos hemos dado cuenta de que nos encanta hacer de Pathfinders de las tradiciones, salirnos del tiesto y borrar de los mapas todos los Hic sunt dracones escritos durante la historia…

Agur brillantina eta gora herrietako inauteriak!
Adios brillantina y, ¡viva los carnavales rurales!
Esperamos que los habitantes de Ituren y Zubieta nos perdonen por airear el secreto de “puska biltze” y  que el prócimo año no se les llenen los pueblos de japoneses; que esta vez ya había alguno 😉

 

INFORMACIÓN DE VIAJE:

http://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso.aspx?o=3082

https://www.areasac.es/area/espana/navarra_2209_1_ap.html

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

2 respuestas a “ITUREN : DESPERTANDO EL CARNAVAL A GOLPE DE CENCERRO”

  1. Gaizka dice:

    Fantástico, fíjate que es algo que nosotros nunca hemos visto… Tiene que ser alucinante el sonido.

    • Furgo Bidaiak dice:

      Cierto, Gaizka… Es una celebracion auténtica con un sonido muy ancestral… Al menos una vez en la vida hay que disfrutarlo. Estos son nuestros paraísos cercanos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...