13/08/2018

GERNIKA EN FAMILIA DE LA MANO DE MARCO TOPO

Además de viajar por Europa nos encanta disfrutar de nuestra tierra y nunca nos falta la curiosidad para escaparnos a lugares más cercanos en familia y conocer sobre nuestras raíces. Porque no hay mejor manera de aprender sobre nuestra historia y conocer nuestra realidad que visitando los lugares donde ocurrieron hechos importantes. En eso Gernika tiene mucho que enseñar, aunque cuando vamos en familia y con niños a veces se nos hace difícil engancharles a este tipo de visitas. Por eso en esta escapada para conocer Gernika lo hemos hecho de un modo original, motivador y diferente. Nos hemos ido de la mano de Club Marco Topo. ¿Quieres conocerlo?

¿QUÉ ES CLUB MARCO TOPO?

Club Marco Topo es un juego interactivo gratuito para que las familias con niñ@s disfruten realizando visitas culturales. Nos ofrece el material necesario para programar la visita de una manera lúdica y motivadora, donde niños y adultos nos enganchamos al juego que nos lleva a recorrer Gernika descubriendo a través de sus pistas los rincones y lugares más importantes, dándonos datos relevantes sobre historia, ciudadanos ilustres, grandes acontecimientos… Además de Gernika Marco Topo ha colaborado ya con muchas oficinas de turísmo que han querido ponerse a la cabeza en el turismo familiar haciendo las visitas más agradables y entretenidas. Así podemos encontrar juegos en diferentes ciudades y museos, todos ellos pueden consultarse en la web de Club Marco Topo.

 

Club Marco Topo

Plano y pegatinas para el juego.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

El juego puede adquirirse en la propia Oficina de Turismo de forma gratuita, e incluye un mapa en papel con un código, donde aparecen los puntos del recorrido que realizaremos y unas pegatinas, los flopis, unos divertidos bichitos que deberemos ir liberando y pegando durante el recorrido a la vez que respondemos a las preguntas que nos plantea el juego en cada parada. Para activar el juego, hay que introducir el código de la aventura en la página web de Marco Topo (www.marcotopo.com) y comenzar a divertirse. Acompañados por dos personajes, Marco Topo y su hermana Marta, tendremos que liberar a los 12 Flopis, que han sido capturadas por Topo Loco, un malvado científico. ¿Lo conseguiremos? 🙂

 

Jugando con Marco Topo, FurgoBidaiak

Jugando con Marco Topo

 

¡GERNIKA NOS ESPERA!

Nustra primera parada nos lleva hasta la Oficina de Turismo donde además de recoger el soporte y mapa del juego podemos consultar los horarios de los museos y monumentos y adquirir un interesante librito de pintxos por Gernika. Recordad que jugar da hambre 😉 Allí mismo activamos el juego y respndemos al primer reto. ¿Sabías que este edificio antes de ser Oficina de Turismo fue una escuela? Fue reconstruido como la mayor parte del pueblo después del bombardeo de 1937.

 

 

Llegamos a la Plaza de los Fueros o Foru plaza, en medio podemos ver la estatua del Conde don Tello, fundador de la ciudad. También fue reconstruida y fue diseñada por el arquitecto Manuel Maria Smith.

En un extremo de la plaza se encuentra el Museo de la Paz(Los domingos la visita es gratuita), un museo interactivo que nos traslada hasta el 26 de abril de 1937, el día en el que las bombas lanzadas por la Legión Condor dirigida por los nazis alemanes y llamada a bombardear Gernika por el dictador Francisco Franco, arrasaron el pueblo y masacraron a la población civil. Allí encontramos la “Casa de Begoña” y escuchamos los testimonios de algunos habitantes que sobrevivieron a aquella trajedia. Una visita indispensable para comprender la evolución de este pueblo y parte de nuestra historia pasada y presente. ¿Sabías que En 2004 La UNESCO otorgó a Gernika el Premio Ciudad de la Paz por los esfuerzos realizados en las labores de reconciliación con el pueblo alemán?

Bakearen Museoa , Gernika, FurgoBidaiak

Visitamos el Museo de la Paz

 

Los jardines del ferial son una maravilla, en torno a ellos se extienden la calles Pablo Picaso y Eriabarrena donde se encuentra la mayor concentración de bares de pintxos de Gernika. No podíamos irnos sin probar sus famosos “Gernikako piperrak” (fritos con un punto de sal), un porducto típico, autóctono y de una calidad excelente que acompañado de unas copas de txakoli (vino blanco local que ha recibido el premio Bacchus de oro varias ediciones) hicieron nuestras delicias. Los pintxos de Gernika son otra parada imprescindible, quizá para incluir en la siguiente edición de Marco Topo. ¿No os parece?

Gernikako piperrak, pintxoak, FurgoBidaiak

Una de pintxos por Gernika

 

En la plaza del paseo o Pasealekua se conservan aún los edificios de las antiguas escuelas,(1927). Separadas por sexos, como antiguamente, unos de los pocos eficios (tan solo un 1%) que quedó en pie tras el bombardeo.

Gernikako antzinako eskolak

Antiguas escuelas de Gernika

 

En un extremo de la misma plaza, entrando por la taberna de los Jubilados llegaremos hasta uno de los seis refugios antiaereos públicos que se construyeron en Gernika. Dentro asistimos a la recreación de un auténtico bombardeo ,con luces parpadeantes, sirenas y miedo en el aire. ¿Te lo imaginas?

 

Continuamos nuestra visita en el Museo Euskal Herria, instalado e n el palcio barroco de Alegría. ¿Qué miejor manera de descubrir nuestra cultura? Los sábados las visitas son gratuítas 😉 ¿Sabías que en el jardín del museo hay un eucalipto gigante? No pasa desapercibido, ¡huele a distancia!

En este domingo tan caluroso hacemos un alto en el Parque de Los Pueblos de Europa donde disfrutamos de su arroyo y la frecura de un auténtico bosque en el interior de Gernika. Además allí se encuentran las esculturas de Eduardo Chillida y Henry Moore, adoptadas por el pueblo como símbolos de la Paz.

 

escultura de Henry Moore, Gernika, paz

Escultura de Henry Moore.

 

La tarde nos atrapa entrando a visitar los jardines que acogen al Arbol de Gernika y Batzarretxea o Casa de Juntas de Bizkaia. Nos adentramos en sus salas expectantes. Allí encontramos un modesto pero carismático parlamento con los retratos de todos los  Señores de Bizkaia.

 

Bizkaiko Batzarretxea, Gernika

Sala de las Vidrieras de la Casa de Juntas de Bizkaia

 

Sus salones además guardan una de las vidrieras más bonitas que hemos visto junto a las del mercado de La Ribera en Bilbao. En el exteriror podemos ver aún el fósil del tronco del árbol de Gernika (también hay un retoño), roble bajo el cual se reunían antiguamente las distintas asambleas legislativas de Bizkaia y bajo el cual actualmente presta juramento el Lehendakari para tomar posesión de su cargo. ¿Sabías que los árboles son un elemento sagrado en las antiguas creencias vascas?

 

Gernikako arbolaren kimu berria

Retoño del árbol de Gernika

 

La tarde empieza a caer y para cuando llegamos ya está cerrada la Iglesia Santa María, nos hubiera encantado verla por dentro ya que es uno de los mayores exponentes del gótico vasco. Al menos pudímos admirar su bello pórtico y las peculiares puertas azulonas de madera. Le faltó tiempo a un grupo de japoneses para realizar una sesión de fotos y salir pitando hacia otro punto 🙂

Las pruebas de Marco Topo nos guían hacia la réplica del cuadro de Gernika, en la calle Pedro Elejade,. Esta réplica del famoso pintor Pablo Picasso está realizada en cerámica y con las mismas medidas que el original. Allí encontramos a un par de turistas alemanas mirando embelesadas, sentadas en los bancos de piedra. ¿sabías que para plasmar esta cruda escena el pintor se basó en las noticias publicadas en torno al bombardeo? Hoy día se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid. ¿No debería estar en Gernika?

 

Gernika koadroaren erreplika

Réplica del cuadro Gernika

 

Para conocer el mercado de Gernika, uno de los mercados más importantes de nuestro pueblo hay que acudir en lunes, admirar sus productos como los pimientos, las alubias y el txakoli. Participar de las conversaciones con los baserritarras y vivir realmente el día de mercado en todo su esplendor. Nos hubiera encantado.

Terminamos nuestro recorrido y liberamos el último flopi respondiendo a unas preguntas sobre el Jai Alai de Gernika. El frontón de Gernika, Jai Alai (“fiesta alegre” en euskera), es uno de los mejores del mundo, en él se pueden ver partidas de cesta punta, una modalidad de juego de pelota vasca que se juega con una cesta de mimbre hecha a mano en el que la pelota puede botar una vez, ser recogida por el puntista y lanzada de nuevo hacia la pared del frontón. No hay nada más espectacular que ver a un puntista escalar la pared para recoger la pelota ¿Lo has visto alguna vez?
Hemos liberado los 12 flopis y hemos derrotado al doctor topo! ¡Nos lo hemos pasado genial y hemos aprendido muchísimo sobre la villa de Gernika!

 

EL JUEGO DE MARCO TOPO NOS HA ENCANTADO

Este juego interactivo está planteado para niñ@s de entre 6 y 12 años, hemos podido elegir jugar en euskera, nuestra lengua materna, ha hecho que nuestro hijo se implique mucho más en la visita, preste atención y en definitiva haya sido el portagonista. Además, todos hemos aprendido un montón de curiosidades sobre la villa y nos ha quedado la satisfacción de ver a los Flopis liberados y pegados. ¿Qué más se puede pedir?

Ya sabeis, si vais a visitar Gernika en familia Marco Topo resulta ser un guía estupendo 😉

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...