22/01/2017

DIAS DE NIEVE EN EL PIRINEO NAVARRO

El Pirineo es un espectáculo en sí mismo y los pueblos que se asientan a sus pies tienen un encanto desbordante. Salimos un fin de semana a disfrutar de la nieve en familia, la tranquilidad y la belleza de pueblos como Izaba y Otsagabia. Sí, hace frío… Pero nosotros viajamos todo el año.

OTSAGABIA

IMG_1038

Situada en el valle de Salazar, la estampa de esta villa  es una de las más bellas del Pirineo navarro. El único monumento de Otsagabia es su iglesia San Juan Evangelista y guarda un retablo renacentista que no pudimos ver porque suele estar cerrada. Aunque en nuestra opinión, lo mejor es pasearse por sus calles y disfrutar sacando fotos porque el pueblo en sí es ya motivo de visita. ¿Sabeis que ha sido elegida como una de  Las 7 Maravillas rurales 2016?

El conjunto de casas típicas es un precioso ejemplo de arquitectura rural del Pirineo navarro: casas de piedra con inclinados tejados y separadas unas de otras por unos estrechos espacios llamados “etxekarte”, “entre casas” en euskara.

IMG_1087

Además, cuenta con unos cuantos palacios medievales: Urrutia, Iriarte y Donamaria; unas maravillas fácilmente reconocibles por los elegantes blasones que exhiben sus fachadas. En el escudo de la villa y también en el de algunas casas aparece representado un lobo, recordándonos el significado de su nombre: Otsagabia,  de la unión en euskara de:  otso+habia; significa “nido de lobos”.

Otsagabia blason lobos

Escudo de una fachada de Otsagabia

El río Anduña divide el pueblo en dos y es el puente medieval o Puente de Piedra quien los une. Como curiosidad, sabemos que aquí confluyen los ríos Zatoia y Anduña y a partir de este punto continúan sus aguas como río Salazar.

IMG_1041

En el corazón de la villa visitamos, con  nuestro hijo y sobrino, el Centro de Interpretación de la Naturaleza que dividido en tres plantas nos ofrece una completa información sobre la naturaleza y la vida en el valle de Salazar y también sobre los ecosistemas del bosque de Irati. La entrada es gratuita y los niños estuvieron muy motivados durante la visita.

Otsagabia centro interpretación naturaleza

Disfrutando de las diversas actividasdes del Centro de Interpretación de la Naturaleza de Otsagabia.

Además, Otsagabia es uno de los pueblos que sirve de puerta de acceso a la Selva de Irati, el  segundo bosque de hayas y abetos más amplio de Europa (después de  la Selva Negra de Alemania) que ofrece un entorno lleno de excursiones, aunque ahora con la nieve no está prácticable y las hemos dejado para otra ocasión. Lo que no nos íbamos a perder es conocer la ermita Muskilda,  una construcción del siglo XII situada a unos cuatro km del pueblo, subiendo una empinada cuesta.  Esta coqueta ermita románica erigida en honor a la Señora de Muskilda sobre una colina de mil metros nos ofrece unas espectaculares vistas sobre las cumbres pirenaicas. Además, fue el escenario de sospechas y persecuciones contra la brujería en la Alta Edad Media (1539), donde incluso el alcalde de esta villa fue acusado de reunirse con brujas de Otsagabia, Jaurrieta y otros pueblos para realizar danzas nocturnas y preparar conjuros y maleficios.

Ermita Muskilda Otsagabia

Ermita Nuestra Señora de Muskilda.

Pero los niños quieren disfrutar de la nieve y nos dirigimos hacia las pistas de Abodi, una estación de esquí nórdico ideal para practicar esquí de fondo.Allí pasan un estupendo rato tirandose en trineo, jugando y haciendo un muñeco de nieve.

Otsagabia1

Tras este ajetreado día dormimos en el furgoperfecto de Otsagabia, que no es sino el aparcamiento que queda junto al asador sidrería Kixkia. Por cierto, que el asador tenía muy buena pinta y nos lo apuntamos para otra ocasión… Un txotx, saborear alguna de sus txuletas (así con tx), o tomar algún vino que nos auguramos digno del propio Baco.

Completamos el fin de semana visitando la quesería Kabila-enea,  y paseando por Izaba, otra hermosa villa a las puertas de los Pirineos.

 

KABILA-ENEA

IMG_1140

 

A pie de carretera (NA-140 ) en Uztarroze, se encuentra Kabila-enea, un modesto caserío de piedra donde se encuentra la quesería que elabora todas estas variedades de queso :Delicias del Pirineo”; bajo el nombre de “Kabila-enea” el requesón o queso fresco y el  gaztazarra (en euskera  “queso viejo” ), una pasta cremosa de sabor fuerte y un poco picante; y el queso “Ekia”, con denominación de origen de Roncal, quizá el más conocido de todos, que se elabora con leche cruda de oveja latxa, la raza de oveja vasca por excelencia. sin duda es el momento y el lugar de comprar  un buen queso. Nosotros nos decidimos por “Ekia”. La persona que nos atiende nos explica de qué manera debemos conservarlo, algo que desconocíamos y nos resultó muy interesante: según nos dijo, el trozo de queso se debe guardar en el frigorífico, dentro de un recipiente de plástico que cierre herméticamente junto con un pedazo de pan seco. De esta manera, el pan absorberá la humedad protegiendo el queso de la formación de moho o de que se seque demasiado. El pan, con el paso del tiempo, quedará enmohecido y ese será el momento de cambiarlo por un pedazo de pan nuevo.

Después visitamos el Museo del Queso, situado en la planta superior del caserío, donde nos encontramos con una amplia sala llena de instrumentos, textos y fotografías que nos ayudan a recorrer el mundo pastoril a través de la historia y conocerlo algo mejor.

Uztarroze museo del queso Kabila-enea

Moldes de queso, prensas, recipientes y cencerros del museo.

IZABA

Izaba Pirineo navarro

Vista de los picos nevados y la iglesia San Ciprian.

Terminamos esta escapada de fin de semana paseando por Izaba, situada en el valle del Roncal y bañada por las aguas del río Ezca. Otra localidad del Pirineo navarro donde perderse es un placer. Nos llama la atención la iglesia fortaleza de San Ciprian del siglo XVI,  y la gran cantidad de “Eguzki-lore ”que encontramos a nuestro paso por las calles. Y es que a estas flores colgadas de las puertas principales de las casas,  la mitología vasca les atribuye el poder de ahuyentar los malos espíritus y las desgracias. Aquí la que escribe lleva una colgada del cuello 😉

Eguzki-lore  casa Pirineos

 

Al final ha resultado un fin de semana bastante completo: hemos conocido Otsagabia, una de las 7 maravillas rurales de 2016; nos hemos divertido con la nieve; hemos visitado el Centro de Interpretación de la Naturaleza,  escenarios de brujería y un museo del queso, donde además hemos aprendido como conservarlo; y para terminar, nos hemos relajado por las calles de Izaba, otro precioso pueblo del Pirineo que no nos podíamos perder. La verdad es que esta zona nos encanta… ¿Y a ti?

 

INFORMACIÓN DE VIAJE:
Centro de esquí nordico Abodi
Nuestra pernocta  en Ochagavía parking y furgoperfecto:  N 42°54’22.4″   W  1°05’15.4″

Otra opción de pernocta :Camping Osate

asador sidrería Kixkia

Centro de interpretación de la naturaleza.

Quesería y museo: Kabila-Enea

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...