14/04/2018

CONSEJOS PARA VIAJAR A INGLATERRA EN FURGO

“Consejos para viajar a Inglaterra en furgo” no pretende ser una guía, pero como ya va siendo costumbre,  nos gusta elaborar un documento donde recogemos nuestras experiencias, recomendaciones y reflexiones sobre el viaje. Además, nos hace pensar que  servirá a otros viajeros en furgo o autocaravana que busquen algo realmente vivido  por otra familia. Y nos encantaría que partiendo de aquí, puedan sacar sus propias conclusiones y preparar su viaje. ¿Y tú? ¿Te animas a viajar en furgo a Inglaterra?

1.-DOCUMENTOS

De momento y hasta que no cambie la situación de relación de Inglaterra con respecto a Europa, basta con nuestros documentos de identidad (el de los niños también) para poder entrar y salir del país. Además para la atención médica como siempre hay que llevar la TSE (tarjeta sanitaria europea) que ya se puede desde hace un tiempo solicitar por Internet.

No olvides los papeles habituales del vehículo, nosotros siempre llevamos la Carta Verde, por si las moscas.

2.-LA CONDUCCIÓN

 

La conducción en Inglaterra es una de esas cosas que más nos preocupa y más dudas nos genera a la hora de decidirnos a viajar allí, al menos nosotros así lo hemos vivido. Lo cierto es que superada la primera impresión de rareza e inseguridad  por el hecho de circular por la izquierda, si respetamos algunas normas básicas y bastante lógicas, no nos meteremos en grandes fregados:

Mantener la alerta y concentración constante en la conducción durante los primeros días. Sí, es agotador el esfuerzo mental, parece que hemos vuelto a tener 20 años y regresado a la autoescuela, pero es como se superan los primeros días en esta fase de adaptación.

Cuidado con las rotondas y los cruces. Las rotondas se realizan en sentido contrario al acostumbrado y siempre hay que atender además a las marcas del suelo para saber en qué carril colocarnos. Es un lío al principio, porque pensamos que si nos colocamos en la izquierda constantemente lo estamos haciendo bien, pero no es así en las rotondas y si lo hacemos mal,  los conductores se mosquean mucho.

Los cruces son otro punto negro, porque al girar hay que mirar justo hacia el lado contrario del que estamos acostumbrados, así que nosotros como norma mirábamos hacia los dos lados…Aplicad eso que aprendimos de pequeños de que había que mirar hacia ambos lados de la calle antes de cruzar, os irá bien.

Las carreteras son estrechas. Las carreteras en general son de dos carriles, de doble dirección y bastante estrechas. Enseguida observamos e imitamos las maneras de conducir británicas, lo hacen despacio y pegados a su mano (seguramente acostumbrados por la estrechez). Nada de invadir el carril para dar curvas (ni siquiera un poquito).

Carreteras vecinales. Pensábamos que en Córcega habíamos conocido las carreteras más estrechas y rústicas de Europa. Pues mira tú, están en Cornualles. En esta zona, las carreteras a menudo desembocan en estrechos caminos de una sola vía, pero de doble circulación, que nos hacen conducir a través de bosques donde a nuestro paso saltan a la carretera conejos o  faisanes. Sudamos tinta cada vez que nos encontramos con alguien de frente.

La conducción por las autovías y autopistas (todas las que nosotros tomamos por el sur fueron gratuitas) es bastante sencilla. El carril lento es el de la izquierda y el derecho se utiliza para adelantar.

 

3.-HORARIOS

Creo que nuestros horarios siempre van a estar reñidos con los europeos, por toda la eternidad, a no ser que hagáis un viaje a Grecia. 🙂

Si queréis visitar monumentos o museos, lo ideal es aprovechar las mañanas, puesto que en general abren de 10h a 17h (hasta las 18h en verano). Nuestra manera de la aprovechar la jornada era tomar un sándwich y algo de fruta (preparado en la furgoneta) y así no teníamos que volver hasta la furgo, cocinar… Si os despistais un poco por la tarde encontrareis todo cerrado.

 

4.-PERNOCTAS

The Old Inn Pub- Inglaterra

The Old Inn. Pub de tejado de paja típico del sur de Inglaterra.

Aparcar en Inglaterra sin pagar es muy difícil( y ya no os digo pernoctar). Es el país donde cualquier hueco está prohibido o es privado, y así lo expresan con los carteles bajo amenaza de multa…Entonces…¿Cómo nos arreglamos para pernoctar en nuestro viaje a Inglaterra?

Los campings, esceptuando los que aceptan tarjeta ACSI, son bastante caros y tienen el hándicap de tener que presentarte pronto, con lo que nos reducía mucho las horas de disfrute en nuestras vacaciones.

También hay algunas áreas de autocaravana que son de pago y pueden ser una buena opción, aunque nosotros no las utilizamos.

 

Britstops es la fórmula de invitación inglesa para los autocaravanistas, en el que restaurantes, pubs y granjas ofrecen un espacio para pernoctar y algunos servicios necesarios para la gestión de vehiculos camper autónomos o autocaravanas. En el sur de Inglaterra, concretamente, abundan los pubs que nos acogen con gran agrado, así que os adelantamos que este fue nuestro modo de pernocta en Inglaterra durante los 15 días que duró el viaje. Dedicaremos un post completo a explicar más detenidamente este tipo de pernocta y nuestra experiencia.

 

5.-NATIONAL TRUST VERSUS ENGLISH HERITAGE

Man O'War Beach

Man O’War Beach

A la hora de visitar los monumentos o espacios naturales de Inglaterra nos encontramos con dos sistemas de protección del patrimonio tanto natural como histórico y cultural.

El primero es el National Trust, la Fundación nacional para preservar y proteger lugares de interés histórico o belleza natural. La organización de este tipo más importante en Europa. Muchos son los lugares que visitamos bajo su sello, una rama de roble: la preciosa cala Kynance kove,el valle Valency o El puerto de Boscastle, entre otros. En realidad suelen cobrar una entrada, o en el caso de los espacios naturales el aparcamiento. Se entiende que el dinero recaudado se utiliza para la conservación del lugar y los servicios, como por ejemplo al limpieza de playas o los  baños públicos. Mediante una cuota es posible hacerse “socio” y de este modo salen más económicas las visitas, pero según nos informaron solo se podía realizar a través de una cuenta bancaria en Gran Bretaña.

Boscastle, National Trust, Inglaterra

Boscastle, camino hacia el puerto natural.

 

English Heritage por otra parte es una institución pública perteneciente al gobierno británico, encargada de  proteger y preservar el patrimonio y los monumentos históricos en Inglaterra. En este caso sí exíste un modo de que la visita a monumentos nos salga mucho más barata: adquiriendo el Heritage Overseas Visitor Pass Hay dos modalidades, un pase con 9 días de duración y otro para 15 días de duración y, aviso a navegantes, con solo visitar Stonehenge y el castillo de Dover (como en nuestro caso) estaba más que amortizado. Eso eso sí, si vais con niños, mejor comprad el pase familiar.

 

6.- EL SUR DE INGLATERRA EN FAMILIA

The Lost Gardens of Heligan

The Lost Gardens of Heligan,

Puede que como nosotros, antes de viajar a Inglaterra, haya familias que piensen que esta zona del país no tiene mucho que ofrecer a los niños… ¡Nada más lejos! ¡No por ser una zona rural deja de tener atractivos para los más pequeños! Justamente es esa una de las cosas que más nos gustaron del viaje que hicimos: poder ir con nuestro hijo caminando por las callejuelas de los pueblos, donde sabíamos que no corría ningún peligro. También pudimos realizar paseos accesibles para todos (incluso en algunos casos para carritos de bebé o personas en sillas de ruedas) por lugares naturales espectaculares, como el Beach Trail de los acantilados de  Seven Sisters. Visitar jardines misteriosos tuvo lo suyo. En The lost Gardens of Heligan encontramos esculturas vegetales sorprendentes.  Aunque lo más fue subir hasta el castillo en ruinas del verdadero Rey Arturo. Sobra decir que todas y cada una de estas visitas emocionaron y entusiasmaron a nuestro hijo.

Además, los niños son bien aceptados en todos los lugares, aunque no os sorprendais ni os sintais mal si acudis a un pub y veis que una entrada hacia una parte del pub es para adultos y la otra para los adultos que acuden con niños o perros. Es un poco chocante al principio, pero después, estar en el pub rodeado de otras familias es muy chulo.

Casi todas las entradas a monumentos o lugares turísticos cuentan con un pase familiar que sale más barato, así que no lo dudeis, el Family Pass es el modo de ahorrarnos un dinerillo.

En Inglaterra llueve a menudo y a veces varias veces al día, así que muchos caminos estan salpicados de grandes charcos y barro. Por eso, allí la mayoría de los niños llevaban unas estupendas botas catiuscas con las que se metían en cualquier lugar sin ponerse de barro hasta arriba. Nosotros pensamos que si hicieramos de nuevo el viaje, una  prenda imprescindible serían las botas de goma para nuestro hijo, y porqué no, para nosotros mismos.

 

7.-LA GASTRONOMÍA INGLESA

 

Aunque pensábamos que en este viaje la gastronomía iba a ser el punto flaco, hemos regresado muy sorprendidos. El viajar por zonas rurales y tomar los productos típicos de cada región en cada momento nos ha ayudado a apreciar mejor los platos típicos. También el hecho de pernoctar a diario en pubs no ha brindado la oportunidad de conocer mejor la oferta gastronómica de este tipo de locales, que en general hemos visitado para cenar o tomar un tentempie.

Algunas de los platos típicos que más nos han gustado son: el Pasty de Cornualles (una especie de empanadilla gigante rellena de carne), los Cream-tea de Devon (una merienda de cafetería al estilo inglés)y la Jacket Potatoe (una patata asada gigante y rellena)…

 

8.-VISITAR CIUDADES GRANDES

En este viaje nosotros realizamos una ruta que se centra en descubrir la belleza del paisaje y en disfrutar de los pequeños pueblos. La única ciudad grande que visitamos es Canterbury y enseguida nos dimos cuenta de que para ello la opción ideal era utilizar el Park and Ride

¿Qué es esto? Pues una gran idea para visitar tranquilos cualquier ciudad en Inglaterra. Se trata de dejar el vehículo aparcado en un parking disuasorio fuera de la ciudad, por el que además no se paga demasiado, pero desde donde te lleva un autobús lanzadera hasta el centro de la ciudad de manera gratuita. En nuestro caso, además, el Park and Ride de Canterbury (3libras/ hasta las 00h de la noche)tenía un area de autocaravanas dentro con servicios. ¿Os lo imaginais?

El balance del viaje ha sido muy positivo, lo hemos pasado genial, el tiempo nos ha respetado y hemos descubierto gran cantidad de lugares con encanto… ¿Sabes? Nada más regresar ya estábamos pensando en volver… ¿Y tú? ¿Te animas a un Inglaterra en furgo?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

8 respuestas a “CONSEJOS PARA VIAJAR A INGLATERRA EN FURGO”

  1. Muy interesante, en breves nos vamos y eso de los Britstops e sun punto a investigar! Gracias

  2. Carmen dice:

    Hola! Me encantaría ir el año que viene al sur de Inglaterra y visitar también Londres con la furgo. Tomaré nota de vuestras recomendaciones!

  3. David dice:

    Leyendo la pagina de Brit Stops veo que es una pegatina la cual tienes que llevar puesta en la furgo, mi pregunta es la siguiente, se paga una sola vez y la puedes usar cuando quieras o pagas el año y la usas dentro de ese año?

    • Buenas, David: Sí efectivamente, cuando te adhieres a Britstops te mandan el libro y una pegatina que identifica el vehículo y sirve para el año. Aunque, sí podemos decirte que en 15 días nadie en ningun pub nos miró la pegatina ni nos pidió nada.

  4. Natalia dice:

    ¡Está genial! Me encantaría hacer una ruta por Inglaterra en furgo, seguro que hay muchos rincones muy chulos por descubrir 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...