24/12/2017

COLLIOURE Y EL PATIO DE NAVIDAD

Collioure es una localidad situada en el sureste de Francia, en el departamento de los Pirineos orientales, y aunque pertenece a  Occitania, tiene  alma catalana, ya que esta zona fue motivo de continuas disputas entre Francia y Cataluña, hasta que el Rosseillon pasó a manos francesas definitivamente. Esta es una bella villa costera, quizá la más bella de la Costa Bermeja que se extiende a lo largo de 30km, desde Cerbére hasta Angelès sur-Mer.

 

Collioure es una localidad situada en el sureste de Francia, en el departamento de los Pirineos orientales, y aunque pertenece a  Occitania, tiene  alma catalana, ya que esta zona fue motivo de continuas disputas entre Francia y Cataluña, hasta que el Rosseillon pasó a manos francesas definitivamente. Esta es una bella villa costera, quizá la más bella de la Costa Bermeja que se extiende a lo largo de 30km desde Cerbére hasta Angelès sur-Mer.

Vistas del muelle y el castillo de CollioureCollioure cuenta con el encanto del tipo de villas donde parece que el tiempo se haya congelado. Además, guarda una de las iglesias más fotografiadas de Francia: Notre Dame des Anges. Es una sencilla parroquia del siglo XVII que situada al borde del mar goza de una estampa única.

Pero lo que hoy nos ocupa es su castillo, Le Château Royal de Collioure, el último castillo fortaleza real que se conserva en Francia, junto con el castillo de Vincennes. Llegado diciembre, desde comienzos y hasta mediados de mes, acoge el llamado Cour de Nöel o patio de Navidad.

Castillo de Collioure

 

¿Qué encontraremos dentro?  

Cuando nosotros lo visitamos, en el patio de armas encontramos un espacio de reunión para tomar un tentempié en las variadas casetas de Navidad allí instaladas: castañas asadas, crêpes de chocolate, vino caliente, degustación de ostras, … Todo ello en torno a las vistosas actuaciones que acoge el patio por momentos, La Fanfarre de Nöel tocando, luego un espectáculo de danza y fuego… Así van sucediéndose cada día diferentes actuaciones.

 

 

Le cour de Nöel, Collioure, Francia

Espectáculos en el interior del patio del castillo, Collioure.

En una esquina del mismo patio hay montada una mini granja con unos pocos animales, ovejas, conejos, gallinas…La verdad es que daban un poquillo de pena, con tanto jaleo estaban bastante asustados. En el interior del castillo, la torre, la sala de la Reina… estaban instalados una gran cantidad de puestos; desde productos regionales hasta objetos de decoración o complementos para vestir. Nos pareció una buena ocasión para degustar y  comprar el famoso vino dulce Muscat de Rivesaltes.

 

La verdad es que nos gustó mucho ver esto organizado dentro del castillo, ya que da otra visión del típico castillo que podemos visitar durante el resto del año.  Además, la entrada para esta ocasión es gratuita y pudimos disfrutar no solo de todas estas sorpresas que guardaba en su patio de Navidad, sino además de las bellas vistas que ofrece desde sus torres.

 

¿Qué más podemos hacer en Collioure?

Pasear y sacar fotos por sus encantadoras callejuelas. Caminar hasta la ermita marinera de Sant Quirze de Colera, situada en el islote de San Vicente y observar desde allí su parte más antigua llena de fachadas de colores, la playa y el puerto.  Y terminando la mañana nos sentarnos en alguna de las coquetas terrazas  de los cafés que se asoman a su pequeña bahía para tomarnos un vino dulce de esta zona, un  Banyuls.

 

Saint Quirze, Collioure, Francia

Imagen de Saint Quirze

 

Pero hablando de vinos…¿Queréis conocerlos más de cerca? Pues haced como nosotros y dirigios por la carretera de la costa dirección Perpignan, donde encontrareis le Cave Domaine Reno que cuenta con una coqueta tienda para probar sus variedades de vino y  además realizar de manera gratuita una breve visita por libre a sus instalaciones,  donde se ve  entre otras cosas, los viñedos de la finca y un curioso sistema de envejecimiento al sol para conseguir el dulzor del vino.

 

Domeine Reno,vin de Banyuls

Visita libre a las instalaciones de Domaine Reno

 

Un pueblo con encanto, un castillo lleno de sorpresas y el descubrimiento de unos vinos dulces escepcionales…Bien merece esta escapada de Navidad, ¿no os parece?

 

Información de viaje:

¿Dónde aparcarmos?

Parking junto a la estación de tren 

¿Dónde pernoctamos? En un pueblo a unos pocos kilómetros, por ser un area gratuita.

Area de St André

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...