20/03/2019

CADIZ EN FURGO, LA RUTA DEL ATUN ROJO

En este “anno mirabilis” quemamos los últimos días del año viajando en furgo por la costa de Cádiz, una ruta entre Sanlucar de Barrameda y Gibraltar, conocida como la Costa del Atún Rojo. En este viaje no faltarán pueblos con encanto llenos de coquetos rincones, paseos en la naturaleza, tapeo, y algunas playas para para el relax…¡Ah! ¡Sin olvidar sus gentes! ¡Menudo arte! ¿No tienes ganas ya de conocer Cádiz en furgo, por la costa del atun rojo?

 

UN POCO DE HISTORIA

Cádiz ya desde la antigüedad se forja como tierra de comercio y navegación. Aunque los fundadores de la vieja Gadir fueron los fenicios (siglo VIII a.C), los mayores comerciantes que nunca conoció el mar Mediterráneo, por aquí han pasado una buena retaila de culturas: cartagineses, visigodos, romanos, musulmanes… Pero no fue hasta la Edad Moderna que Cadiz gana importancia y un relevante poder económico. Fue gracias a dos importantes hechos históricos: el “Descubrimiento de Las Americas”, por el tercer viaje en el que partió Colón de Cádiz;  y el primer viaje de circunnavegación, que partió de Sanlucar de Barrameda y que fue iniciado por Magallanes y llevado a término por Juan Sebastián Elkano.

 

Ruta por la costa del atun rojo

 

SANLUCAR DE BARRAMEDA

Cadiz en furgoneta Sanlucar de Barrameda

Ambiente de mediodía en la Plaza el Cabildo

Es un encantador pueblo que se divide en tres zonas: El Barrio Alto, el Barrio Bajo y el Barrio Bajo Guía, este último lleno de restaurantes con estupendas vistas. Nos hablaron muy bien de Casa Bigote…Pero ese primer día nos apetecia pasear y tapear, así que nos centramos sobre todo en el Barrio Alto, donde se situa el centro histórico del siglo XV declarado Conjunto Histórico- Artístico.

¡Vámonos a tapear!

En seguida llegamos a la animada Plaza del Cabildo donde hacemos como los sanluqueños, sentarnos a tapear. En Casa Balbino no nos pudimos resistir a sus tortillas de camarón y el txangurro desmigado con dos salsas. En la Gitana, justo al lado, el cazón en adobo o “bien me sabe” y las croquetas de marisco nos parecieron espectaculares y para terminar no podían faltar las papas aliñás de la Barbiana.

Tortillas de camarón en Casa Balbino, Cádiz en furgo

Tortillas de camarón en Casa Balbino

 

Con la tripa llena continuamos nuestra visita por la Plaza de San Roque, contigua a la anterior, y de ahí subimos por la Cuesta de Belen. Al comienzo se encuentra, entrando por un callejón a mano derecha, la Bodega La Cigarrera, la más antigua de Sanlucar. Merece la pena pasar a probar sus vinos y asomarse a su animado patio andaluz, donde se puede picar algo o incluso comer.

 

Bodegas La Cigarrera, Sanlucar de Barrameda

Bodegas La Cigarrera

 

Cuesta arriba encontramos las covachas (s. XV), que no son otra cosa que los restos de unas galerías de estilo gótico tardío encastradas en los muros. Pertenecieron al palacio de los Duques de Medina Sidonia, lo que hoy queda justo encima. Llegando a la parte alta, en la Plaza de la Paz, nos econtramos con la iglesia de Nuestra Señora de la O, de estilo gótico-mudejar del siglo XIV. ¡No os perdais su portada mudejar! Y en la misma plaza se encuentra el Palacio Medina Sidonia.

 

¡Hora de merendar!

Si os apetece podeis conocer el palacio Medina Sidonia en una visita guiada, pero nosotros optamos por pedir unos cafés con bizcochos caseros en su cafetería y sentarnos en el patio a disfrutar del sol. No dejeis de ir al baño 🙂 os paseareis prácticamente a vuestras anchas por toda la planta baja, y si sois discretos incluso podreis asomaros a la gran terraza que domina la villa.

Palacio Medina Sidonia, Sanlucar de Barrameda

Merendando en el patio del Palacio Medina Sidonia

 

Fue una buena idea terminar la tarde disfrutando de un bonito paseo y puesta de sol en el Pinar de la Algaida, ubicada en el Espacio Natural de Doñana y asomado al estuario del Guadalquivir, pero dentro del término de Sanlucar de Barrameda. Es un paisaje de pino piñonero y matorral con plantas aromáticas.

 

Coordenadas del parking: N 36º 50’ 50” O 6º 18’ 55”

¿Dónde pernoctamos? A medio camino entre Sanlucar de Barrameda y Chipiona se encuentra el Sanlucar Ac Parking. Es un lugar muy tanquilo junto a la playa, con plazas amplias y ajardinadas, que cuenta con servicio de lavadora, duchas y baños. Además, hay bus hasta Sanlucar.

Coordenadas: N 36º 45’ 43” O 5º 59’ 40”

 

EL PUERTO DE SANTAMARÍA

El Puerto de Santa María

Amanecer en El Puerto de Santa María

 

Hay dos cosas que hicimos en El Puerto de Santa María: pasear y tapear, aunque sobre todo tapear 😉

Nada más cruzar el parking de la pasarela, en unos metros estamos en plena meca del tapeo gaditano, hasta su nombre suena a gancho: “Avenida del marisco”. Sin duda la mayor experiencia que hay que vivir en El Puerto es la de callejear y tapear…Pero, ¿dónde? ¡Ptss! ¡Siguenos!

 

 

Dicen que en el bar De Gonzalo sirven las mejores coquinas, pero sus acedías están de muerte. En el bar Echate P’ayá  unas lentejas con puntillitas se imponen. Si os gusta la tortilla no os perdais la del bar Apolo, super jugosa. Y despedirse con un clásico en El Puerto de Santa María, el cocedero y marisquería Romerijo, pone el broche de oro al tapeo y a este  31 de diciembre de 2018.

¡Ptss! Si te apetece tapear por toda la Costa del Atún Rojo Pincha aquí .

 

Tapeo en El Puerto de Santa María

 

Después del tapeo llega la hora de ocupar la tarde conociendo los edificios y monumentos más notables de El Puerto de Santa María, ya os adelantamos que tiene rincones preciosos para ver:

La Casa de Los Leones, un gran edificio del siglo XVIII con una llamativa fachada barroca.

La iglesia Mayor Prioral, del siglo XV, tiene dos fachadas, una gótica sin terminar y la Puerta del Sol de estilo barroco con elementos platerescos. No vimos el interior, pero hubiera estado bien echarle un ojo.

 

Iglesia Mayor Prioral, El Puerto de Santa María

Fachada de la Iglesia Mayor Prioral

 

La Casa natal de Rafael Alberti, una típica casa blanca con enrejados de estilo andaluz donde vivió el poeta de niño.

El castillo de San Marcos fue mandado construir por Alfonso X y sobre una antigua mezquita se construyó ésta iglesia-fortaleza.

La antigua lonja, conocida como El Resbaladero, la visitamos ya de noche y aunque alberga discotecas y bares aquello un 31 de diciembre estaba cerrado.

 

Castillo de San Marcos, El Puerto de Santa María

Vista nocturna del Castillo de San Marcos

 

Además, callejeando, pudimos ver gran cantidad de palacetes que eran facilmente identificables por sus llamativas fachadas. Tas el “descubrimiento de América” El Puerto de Santa María se enriqueció y se construyeron muchos palacios y casas señoriales, hasta tal punto que llegó a ser conocido como “La ciudad de los cien palacios”.

 

Fue un placer haber disfrutado del tapeo en El Puerto el 31 de diciembre, había un ambiente increíble. Las últimas horas del año las pasamos mirando hacia el río Guadalete, cenando y brindando por el nuevo año, aparcados en el Parking del puente de la pasarela en compañía de compañeros autocaravanistas burgaleses. Es un parking que cuesta 3€/12h. Es muy tranquilo y está vigilado las 24 horas del día.

Coordenadas: 36º35’53” O6º13’15”

 

PARQUE NATURAL DE LOS TORUÑOS

 Parque Natural de los Toruños, Cadiz en furgoneta

Pasarelas del Parque Natural de los Toruños

 

Una excursión:muy cerca de El Puerto de Santa María y situado en plena bahía de Cádiz se encuentra el Parque Natural de los Toruños y La Algaida.Nos pareció un espacio único donde disfrutar de un agradable paseo en familia atravensando diversos habitats: salinas,pastizales, un amplio pinar, lagunas temporales…

 

Conocímos de cerca su flora: pinos piñoneros, enebros, brezos, juncos…, y observamos aves como cormoranes, gaviotas, palomas, pigazas… Al final hasta un par de conejos nos salieron al camino. Hemos leído que por estos parajes vive el camaleón, pero ese no lo vimos. Hubiera sido la bomba 😉

 

Nosotros no nos hubieramos perdido por nada este paseo de unos 9km que nos aconsejaron en La Casa de Los Toruños, el punto de información para conocer las distintas rutas.

Además, junto a La Casa de los Toruños hay dos areas de juegos para los niños y bancos y mesas de madera para almorzar. Se pueden alquilar bicis para realizar el recorrido y se pueden llevar a nuestros amigos los peludos atados.

Parking junto a la Casa de los Toruños:

N36º34’21.1” O6º13’0.6”

Fue un acierto terminar la tarde y disfrutar de una puesta de sol desde la playa Valdelagrana.

Playa Valdelagrana

Atardecer en la playa Valdelagrana

 

¿Dónde pernoctamos? Nos desplazamos a Cádiz para pasar la noche allí y aprovechar bien el día siguiente. Pernoctamos en el parking Reina Sofía, que en Navidades y Carnavales tiene tafira de 18€/24h

CÁDIZ

Playa La Caleta, Cádiz

Playa La Caleta, Cádiz

 

Cadiz es una ciudad rodeada de mar, con mucho carisma y rincones preciosos donde perderse en estos soleados días de enero. A nosotros las ciudades nos suelen agotar por eso siempre buscamos alternativas. En Cádiz realizamos un sencillo recorrido en familia, siguiendo una ruta accesible propuesta por Turismo de Cádiz. ¿Quieres conocerla?

 

EL PALMAR- CONIL DE LA FRONTERA

Parking junto a la playa del Palmar

Parking junto a la playa del Palmar

 

Tenemos un cucurucho de chicharrones que hemos comprado en el mercado de Cádiz, una ensalada y unas cervezas frías que nos piden a gritos comerlas junto al mar y que mejor lugar que dirigirnos hacia la playa del Palmar, los 8 km de playa más cotizados de la costa gaditana. Como estamos a primeros de enero, no tenemos problemas para aparcar y cumplir nuestros deseos, aunque si hubiera sido verano otro gallo nos hubiera cantado.

Coordenadas: N36º 34’ 21.1” O6º 13’ 06”

 

Conil de la Frontera, Cádiz

Arco de la villa y acceso al casco antiguo.

 

A pocos kilómetros está Conil de la Frontera. No hay más que atravesar el carismático Arco de la Villa (1502) y disfrutar callejeando entre sus blancas casas, de plaza en plaza. No se nos pasó por alto la Torre de Guzman y el edificio de la Chanca, un edificio que se usó desde la Edad Media para la conservación y el tratamiento del atún, hoy día es un centro de interpretación. Y en nuestro ir y venir encontramos por pura casualidad el café- bar La Tertulia. Solo os diremos que nos enamoramos de su ambiente Chill out y su precioso patio andaluz.

A estas alturas de viaje,   necesitamos una puesta a punto de aguas en la furgoenta, así que para realizar esos deberes nos dirigimos al área del Plamar un lugar con un acceso muy complicado y donde paramos el tiempo que nos llevó el cambio de aguas y el vaciado del potty.

Coordenadas: 36.23611   /   -6.06861
N 36º 14′ 10” / W 06º 04′ 07”

 

VEJER DE LA FRONTERA

Vejer es una precioso pueblo blanco amurallado que conserva un variado patrimonio cultural y monumental. Muy cerca de donde aparcamos se encuentra la Oficina de Información y Turísmo, así que aprovechamos para coger un mapa que nos guiará en un recorrido por su casco antiguo. Nuestro caminar nos lleva por las estrechas y encantadoras callejas, atravesando varios de los arcos que conserva Vejer. Atravesando el Arco de puerta Cerrada accedemos a la judería.

 

Arco de Puerta Cerrada, Vejer de la Frontera

Arco de Puerta Cerrada, Vejer de la Frontera

 

Allí pronto encontramos el castillo que fue construído en la época de Abderramán (S.X y XI)y es la zona habitada más antigua de la villa. Tiene dos patios: el patio principal, donde se puede ver un antiguo aljibe; y el patio de armas, donde se ven las almenas y desde donde  además hay una preciosa panorámica. ¿Sabías que Vejer está hermanada con Chef-Chauen? Pues dentro del castillo hay una placa que nos lo recuerda.

 

La Plaza de los Pescaítos, Vejer de la Frontera, Cádiz

La Plaza de los Pescaítos.

 

Muy cerca encontramos el Convento Concepcionistas, donde por 1€ accedemos a la exposición de antiguos utensilios  y labranza que muestran por unos días. Finalmente, atravesando el Arco de la Villa llegamos a uno de lo lugares con más encanto de vejer, La Plaza de España o como se la conoce popularmente, “La plaza de los pescaítos”,  en cuyo centro hay una colorida fuente decorada  con azulejos sevillanos de 1957 y custodiada por 4 grandes ranas. Además de las vistas del castillo, no olvideis recorrer La Corredera y el Paseo de las Cobijadas, nos brindan unas vistas maravillosas del entorno de Vejer.

Parking: N36º 15′ 21.1″    O5º 58′ 3.1″

 

CAÑOS DE MECA

Caños de Meca, Cádiz

Volando cometas en Caños de Meca

 

Por la tarde toca un poco de relax, así que nos vamos a pasar la tarde a la preciosa y amplia playa de Caños de Meca. Hace bastante viento así que es el lugar ideal para volar la cometa y terminar la tarde viendo esconderse al sol tras el Faro de Trafalgar.

Parking junto a la playa: 36º 11′ 13.7″        O6º 1′ 9.6″

 

PLAYA DE BOLONIA

Playa de Bolonia, Cádiz

Barcas al amanecer en la playa de Bolonia

 

Pensamos en pernoctar en el área de autocaravanas de Bolonia, pero para nuestra sorpresa está cerrada para reacondicionar la zona y como se nos hace tarde aparcamos junto a la playa para pernoctar.

Si hay algo encantador en este viaje es  amanecer en un lugar como la playa de Bolonia, dar un paseo bostezando y tomarle la delantera a los primeros rayos de sol para sacar unas fotos. Ahí está, viendo pasar el tiempo, el conjunto arqueológico  de Baelo Claudia. No entramos para verlo por dentro, a veces no hace falta pisar el mísmo suelo para disfrutar un lugar. Esta antigua ciudad romana que fue habitada hasta el siglo VII, se construyó según los canonos de Roma bajo el mandato de Claudio. Tuvo una gran importancia por su actividad en la conserva y la salazón y hoy día es una de las mejores muestras de urbanismo romano que se conocen. Sin duda esta es una parada obligada en nuestra Ruta del Atún Rojo.

Conjunto arqueológico de Baelio Claudio

Conjunto arqueológico de Baelio Claudio con la duna al fondo.

 

TARIFA PIRATA

Tarifa, Cádiz

Puerta de acceso al casco de Tarifa

 

“La vida pirata es la vida mejor”,  tarareando la canción aparcamos la furgo fuera de los muros para callejear por Tarifa, sin rumbo. Encontramos a nuestro paso muchos bares y tiendas cerradas en esta época del año, pero a cambio, nos mezclamos con los auténticos tarifeños. Llegamos al mercado de abastos, pequeñito pero con encanto.Descendemos entre las callejuelas del casco declaradas conjunto Histórico hasta el puerto donde vemos el castillo de Guzmán el Bueno.

 

 

A la hora de comer hacemos un alto en el Bar- restaurante El ancla,  que además es peña del Atletic de Bilbao. ¿Qué tomamos? croquetas de choco (su especialidad), unas ortiguillas y unos calamares fritos, tartar de atún (bajo recomendación del dueño) unas huevas de merluza a la plancha que resultaron espectaculares y por último,  media ración de Brótolas fritas que  nos costó terminar. No íbamos a estar de secano así que el compañero ideal para tanto pescado fueron unas cuantas copas de fino que nos hicieron volvernos un poco piratas. 😉

 

 Bar-Restaurante El Ancla, Tarifa

Tapeo en el Bar-Restaurante El Ancla

 

Después de semejante atracón se nos ocurrió que el lugar ideal para echar la siesta y disfrutar de la tarde eran las dunas de Valdevaquero y su cala. Una siesta y de nuevo volar las cometas pusieron el punto final a este intenso día.

 

 

dormimos en La Linea de la Concepción en el área Alcaidesa Marina. Un área de gestión privada que es ideal como campamento base para nuestras dos últimas paradas en esta Ruta del Atún Rojo: La Línea y Gibraltar. El área nos ofrece un lugar dentro del puerto deportivo de La Línea de la Concepción. Tiene acceso mendiante barrera y está vigilado las 24Horas del día. Cuenta con servicios de llenado y vaciado de aguas y también con un puesto de  lavandería. Además, tal como pudimos comprobar está muy bien situada para acceder a pie,  tanto si nos dirigimos a La Línea como si nos dirigimos a Gibraltar. Cuesta 12€/24h

Coordenadas: 36.15556   /   -5.35417
N 36º 09′ 20” / W 05º 21′ 15”

 

área Alcaidesa Marina en La Línea de la Concepción.

Parking del área Alcaidesa Marina en La Línea de la Concepción.

 

LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN

La Línea nos pareció un lugar fronterizo con sobrado carácter y para conocerla no hay mejor manera que pasear por su Camino Real, disfrutando del ambiente de comercio, bares y restaurantes. El mercado de abastos es parada obligada, allí podemos comprar desde especias hasta el pescado más fresco.

 

Mercado de abastos de La Línea de la Concepción.

Puesto de pescado en el mercado de abastos de La Línea.

 

Si como nosotros sois de los que comenzais las visitas temprano, os recomendamos tres lugares por los que deberíais pasar y desayunar:

El Café Modelo (1902), situado en plena Calle Real, es un lugar con gran solera, decorado al estilo de los años 5o del siglo pasado donde poder tomar un desayuno rico y variado.

café-bar Trimope, donde nos sirven para desayunar los mejores churros y papitas que jamás soñamos.

 

 Bar Trimope, LA Línea de la Concepción

Desayuno en el bar Trimope

 

la Cafetería y pastelería Okay Por allí nos pasamos a degustar la japonesa, un bollo relleno de crema pastelera la mar de rico.

No os marcheis sin ver el Museo Cruz Herrera que situado en una preciosa villa ajardinada guarda una estupenda colección de pintura de José Cruz Herrera, hijo de La Línea. Sus obras, coloristas y de temática costumbrista, se centran principalmente en retratos muy expresivos de la mujer andaluza y árabe.

Por último, Tomaros el tiempo necesario para pasear y llegar hasta los jardines Parque Princesa Sofía donde encontrareís los vestigios de antiguos bunkers utilizados como defensa frente a Gibraltar.

 

 jardín Princesa Sofía, La Línea de la Concepción

Antiguos bunkers en el jardín Princesa Sofía.

 

GIBRALTAR EN DOS PALABRAS

Ya hemos viajado a Inglaterra en furgo, y nos picaba la curiosidad por saber cómo sería un pedazo de Inglaterra a tántos y tántos kilómetros del Reino Unido. ¿Habrá cabinas de teléfono rojas?, ¿Tendrán chimenea en los pubs? ¿Encontraremos los deliciosos tés ingleses Twinings?… Pinchando aquí os llevamos a Gibraltar y os lo contamos en dos palabras.

 

No creo que sea nuestro último viaje a Cádiz, ni nuestras últimas tapas, ni los únicos pueblos con encanto que visitemos, porque aún nos ha quedado por ver su interior, la sierra con sus orgullosos pueblos blancos, los paseos por la naturaleza alejada del oleaje y del viento de levante…Volveremos a Cádiz porque aún nos queda mucho por descubrir. Mientras tanto… ¿Qué te ha parecido Cádiz en furgo?

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará...